lunes, 10 de octubre de 2011

`Matazetas´ extienden su dominio a Michoacán y a otras seis entidades del país


Pese a su nombre: Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), que refiere un dominio acotado en apariencia a una entidad, esta organización ha extendido sus redes a otras seis del país, de acuerdo con datos de la PGR y de la Policía Federal.

Se trata de Colima, Nayarit, Guanajuato, Michoacán, Aguascalientes —todos colindantes con el territorio jalisciense— y, ahora se sabe, a Veracruz, el único estado que no es limítrofe a su principal centro de operación, pero con gran activismo de Los Zetas, el grupo al que el CJNG ha enfocado su violencia, con la etiqueta de matazetas.

Según lo publicado por La Crónica, en diversas averiguaciones previas, la PGR ha documentado presencia de este cártel en múltiples municipios jaliscienses —la capital, Zapopan, Zapotlanejo, Tizapán El Alto, Puerto Vallarta, Tonalá, Tlaquepaque y Tlajomulco de Zúñiga, Lagos de Moreno, entre otros— y colimenses —como la capital, Manzanillo, Armería, Villa de Álvarez y Tecomán—, y en menor medida en demarcaciones nayaritas e hidrocálidas.

Entre sus principales actividades delictivas la SIEDO ha citado narcoejecuciones con alto grado de saña, trasiego de cocaína, desarrollo de laboratorios clandestinos para la elaboración de drogas sintéticas —apenas el mes pasado efectivos de la Sedena descubrieron en Zapotlanejo el narcolaboratorio más grande en la historia de Jalisco, en el cual se encontraron 133 toneladas de precursores químicos y 180 kilogramos de crystal—, tráfico de armas, uso de uniformes falsos y hasta propaganda entre la población civil: en junio pasado se aseguraron en Puerto Vallarta tres rollos con miles de hologramas con la leyenda `Cártel de Jalisco Nueva Generación`.

Además, lo ha ligado con la colocación de narcomantas en contra células antagónicas y mensajes justicieros y nacionalistas, así como con la difusión de supuestos comunicados por internet… El último fue en Veracruz, para adjudicarse la muerte de 35 zetas que fueron abandonados en una zona turística de Boca del Río, el pasado 20 de septiembre.

El 5 de agosto de 2010, en su video de presentación en el mundo criminal, este fue su mensaje: `Muerte a los secuestradores y extorsionadores. Aquí en Jalisco no permitiremos que quieran entrar otros grupos que quieran imponer sus famosas cuotas. Empresarios, gente del gobierno, funcionarios públicos, policías de todas las corporaciones, y la ciudadanía entera del estado de Jalisco: ¡No se preocupen! Mientras el Cártel de Jalisco siga aquí no permitiremos la autodestrucción de nuestro propio estado`.

Derivado de operativos encabezados por infantes de Marina, se ha podido verificar que el CJNG ha tenido protección de policías locales en los puntos geográficos donde se ha establecido.

La Policía Federal de la SSP también ha aportado información sobre la influencia criminal del grupo…

Tras la detención de Martín Arzola El 53, uno de los operadores del cártel al servicio de Nemesio Oseguera El Moncho, detalló que su presencia delincuencial se había extendido ya a Guanajuanto —donde para entonces habían aparecido narcomantas con su firma—, y que también peleaba con el grupo autodenominado La Resistencia —otra corriente del Cártel del Pacífico—, con células del Cártel del Golfo y de la Familia por el control de zonas de operación en el estado de Michoacán.

`Líneas de investigación han permitido conocer que diversos integrantes del Cártel del Milenio, que estaban bajo el control de Nacho Coronel, tras su muerte, tuvieron diferencias; por una parte El Mencho, Erick Valencia, alias El 85, y El 53 integraron el Cártel de Jalisco Nueva
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...