lunes, 17 de octubre de 2011

“Cazan” a otros 9 sicarios


La “guerra” entre elementos del Ejército Mexicano, Federales y Marinos contra integrantes de la delincuencia organizada, ha dejado un clima de terror entre los pobladores del municipio de Vallecillo, ubicado al norte del estado, donde el día de ayer otros nueve sicarios fueron abatidos.

Tras la muerte de dos federales y un militar en la zona norte del estado ocurrida hace unos días, las cruentas balaceras entre las fuerzas federales y delincuentes ha dejado un saldo de por lo menos 21 sicarios abatidos, así como el decomiso de armas de grueso calibre, vehículos blindados.

También los militares lograron detener a el líder de la célula criminal de los Zetas, Marcos Garza de León Quiroga o José Andrés Mireles Quiroz apodado “El Chabelo”, quien era encargado de los municipios de Sabinas Hidalgo, Vallecillo y parte del estado de Coahuila, entre otros.

De acuerdo con las primeras pesquisas, la tarde de ayer elementos federales se enfrentaron con los delincuentes en la comunidad San Carlos, ubicada a unos 15 kilómetros de la autopista Monterrey-Laredo, encontraron un narcocampamento.

Una fuente allegada a las investigaciones comentó, que el narcocampamento esta situado sobre la carretera San Carlos-Vallecillo-Parás, al oriente del carretera antes mencionada y a unos 45 kilómetros de terracería.

Expresó la fuente que desde el día de ayer, los elementos de la federal buscaban a los delincuentes hallando a unos 45 kilómetros del rancho El Águila, el refugio de los sicarios donde se inició la balacera la tarde de ayer.

Tras el enfrentamiento entre las fuerzas federales y miembros de la delincuencia organizada, aseguraron el perímetro e iniciaron con las labores de observar el área donde quedaron sin vida los delincuentes.

En el interior del narcocampamento, los federales hallaron vehículos, dos de ellos blindados, armas de grueso calibre, chalecos antibalas, cargadores, municiones de diversos calibres, por lo que se pidió la presencia de personal del departamento de servicios periciales.

Los peritos de la Procuraduría General de Justicia en el Estado, recogieron los fusiles de grueso calibre que llevaban los occiso, además de cargadores los cuales quedaron esparcidos en la terracería, también revisaron en el interior del campamento de los delincuentes.

Tras el intercambio de balas entre los federales y sicarios, al lugar arribaron los elementos del Ejército Mexicano, de la Marina- Armada de México, quienes coadyuvaron en las acciones para poder asegurar el área donde realizaban las investigaciones y no ser sorprendidos por los delincuentes.

Efectivos federales y militares se apostaron sobre la carretera Vallecillo-Parás fuertemente armados y parapetados entre las unidades, ya que se temía que los delincuentes, los cuales lograron darse a la fuga, acudieran a tratar de rescatar los cuerpos de sus compañeros.

Tras dar fe de los hechos, el agente del Ministerio Público pidió llevar los cuerpos de los delincuentes, en las unidades del semefo, al anfiteatro del Hospital Universitario, donde se les practicará la autopsia de ley correspondiente en las próximas horas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...