sábado, 10 de septiembre de 2011


La violencia ligada al crimen organizado dejó ayer nueve ejecutados en el Estado de México. En el municipio de Tlalnepantla fueron hallados tres cuerpos y en San Vicente Chicoloapan otros seis.

Respecto al primer caso, policías de la Agencia de Seguridad Estatal (ASE) y municipales localizaron los cadáveres en el paraje Cola de Caballo, en la parte baja de la Sierra de Guadalupe, zona en la que durante la última semana han sido ultimadas 12 personas.

Los elementos de seguridad dieron a conocer que se trata de tres hombres, de entre 25 a 30 años, con heridas producidas con arma de fuego, que tenían envueltas sus cabezas con cinta canela, estaban amarrados de las manos y, al parecer, fueron asesinados durante la madrugada del viernes.

La Secretaría de Seguridad Pública de Tlalnepantla indicó que en el lugar de los hechos fueron localizados dos cartuchos percutidos calibre nueve milímetros, tres proyectiles útiles calibre 7.62 y un casquillo percutido del mismo calibre.

Además, la policía desplegó un cerco en un perímetro de 80 metros cuadrados para recabar más pruebas periciales.

Los cadáveres fueron puestos a disposición de la Fiscalía Especial de Homicidios de la Procuraduría estatal, y hasta ahora no han sido identificados.

Con éstas ya son 12 las personas ejecutadas en una semana en esa zona: el domingo pasado en Tlayacapa, a menos de dos kilómetros del paraje Cola de Caballo, fueron acribillados cinco; después hubo dos más en San Juan Ixhuatepec y otros dos más en la colonia 21 de Marzo.

Mientras, la ASE informó también que en un departamento del fraccionamiento Ara Tres, en San Vicente Chicoloapan, fueron encontrados los cuerpos de seis jóvenes de entre 20 a 35 años, todos con el tiro de gracia.

La dependencia precisó que recibió una llamada telefónica anónima en la que se les informaba sobre detonaciones de arma de fuego en la unidad habitacional.

Al lugar se dirigieron elementos abordo de la patrulla 8712, quienes revisaron el departamento ubicado en la calle Real del Viñedo, casi esquina con Real del Parral.

Los policías encontraron a las víctimas, cuatro yacían en la planta baja y dos en la alta. Lo jóvenes, aún no identificados, fueron ejecutados y amordazados con cinta canela.

En el interior de la vivienda fueron encontrados varios casquillos percutidos, cuyo calibre no fue ha dado a conocer. Un representante del Ministerio Público estatal acudió al lugar para iniciar la averiguación previa correspondiente.

Por otra parte, en Quintana Roo autoridades confirmaron que un grupo de sicarios ejecutó a Mario Enoc Gómez Frías, comandante de la Policía Turística de Solidaridad, y dejaron herido al agente Rafael Pérez Gómez.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...