viernes, 9 de septiembre de 2011

Granadazos, balacera y 4 muertos en Monterrey


Al menos cuatro personas murieron y cuatro resultaron lesionadas, además de que tres granadas fueron detonadas en calles céntricas de Monterrey, durante una ola de violencia desatada en las últimas horas en la capital de Nuevo León y su zona metropolitana.

La jornada se inició cerca de las 7:30 horas cuando hombres armados que se trasladaban en varios vehículos dispararon contra un policía ministerial en la esquina de Simón Bolívar y Francisco G. Sada, en el centro de Monterrey, lo que generó un tiroteo y posterior persecución por una veintena de cuadras y a la que se sumaron militares y agentes.

En su huida, los agresores detonaron tres granadas en los cruces de Julián Villarreal y 5 de Mayo, y Rayón y Matamoros, donde un civil y un policía fueron heridos, además de causar daños en casas y negocios.

Tras la persecución, los pistoleros abandonaron una camioneta con manchas de sangre, varios cargadores y un arma corta, por lo que se presume que uno de ellos fue herido, según el vocero de Seguridad Pública estatal, Jorge Domene Zambrano, quien indicó que a pesar de la rápida intervención de los cuerpos de seguridad no hubo detenidos.

También en Monterrey, hombres armados irrumpieron en el negocio Autos La Pastora y dispararon contra los propietarios, dos hermanos que resultaron heridos, pero mataron a un empleado y a un indigente que se encontraba frente al establecimiento.

En la madrugada, otros grupo que buscaba a un hombre apodado “El Tavo”, disparó contra una casa matando a la madre del joven. En el municipio de Santiago fue ejecutado un hombre y en la colonia Sierra Azul fueron detenidos dos hombres y una mujer, con un niño de seis meses, que llevaban dos camionetas robadas y les confiscaron un rifle AK-47, equipos de radiocomunicación y dinero.

- Fuerte enfrentamiento El procurador de Justicia de Zacatecas, Arturo Nahle García, confirmó la muerte de siete pistoleros en un enfrentamiento entre un grupo armado y las fuerzas federales en el municipio de Villanueva, en el que también fueron reportados como desaparecidos dos agentes que se transportaban en una patrulla federal.

El tiroteo ocurrió cuando las fuerzas federales tomaron una casa en la que se escondían hombres armados en los límites con el estado de Aguascalientes, y horas después, en la madrugada del jueves, se encontró la patrulla abandonada, con manchas de sangre y varios impactos de bala, en la comunidad de Cohesillos, municipio de Luis Moya
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...