jueves, 11 de agosto de 2011

Explota bomba casera en la presidencia municipal de Allende; hay 3 heridos


Al menos tres personas lesionadas y daños materiales a negocios y casas- habitación, fue el saldo que dejó anoche la explosión de un artefacto explosivo, que detonó en la parte trasera de la Presidencia Municipal de Allende, Nuevo León, instalaciones que también resultaron dañadas.

El ataque que fue perpetrado por supuestos miembros del crimen organizado, se registra en los momentos en que el municipio de Allende, vive prácticamente una crisis de inseguridad que se ha visto reflejada en ejecuciones y mutilaciones, que inició con la muerte de dos jovencitas.

Como resultado de este hecho violento, días después aparecieron los cuerpos de dos jóvenes que fueron colgados de un puente peatonal y ejecutados por integrantes de un grupo de la delincuencia organizada que dejó mensajes escritos.

En relación a los hechos de ayer, las primeras investigaciones efectuadas por las autoridades señalan, que al sitio arribaron hombres armados abordo una camioneta y dejaron en la parte trasera del Palacio municipal, un contenedor de 200 litros, en el que supuestamente se almacenaba combustible y tenía colocado un dispositivo para hacerlo estallar, aparentemente de fabricación casera.

El guardia municipal identificado con el nombre de, Jaime Rodríguez Reyes, al percatarse de la acción de los sujetos se aproximó al lugar y antes de llagar al sitio en el que finalmente fue dejado el tambo con el dispositivo casero, este estalló, lesionándolo.

A consecuencia del estallido, dos civiles más resultaron lesionados, una mujer que fue presa de una crisis de histeria y un hombre que resultó con heridas por las esquirlas que salieron disparados del interior del contenedor, los heridos fueron conducidos a hospitales de Monterrey para su atención médica.

La explosión que generó además alarma e intensa movilización de las autoridades, se registró ayer minutos después de las 22:00 horas, en la parte exterior de la Presidencia municipal, ubicada en el cruce de las calles Privada Allende y Allende, en el primero cuadro de la citada localidad.

De acuerdo a las primeras indagaciones llevadas a cabo por las autoridades correspondientes, el contenedor fue abandonado en lo que era el antiguo estacionamiento donde se ubicaban las oficinas del Alcalde municipal.

Los informes proporcionados por las autoridades correspondientes, refieren que el contenedor tenía instalado un artefacto especial tipo reloj que se encontraba sobre el tambo y el cual presumiblemente hicieron estallar a través de un teléfono móvil.

Las pesquisas llevadas a cabo hasta el momento por las diversas autoridades de seguridad que se trasladaron al sitio, refieren que el contenedor fue dejado en el sitio por hombres armados que viajaban presumiblemente abordo de una camioneta en color rojo.

Al sitio además del arribo de elementos de diversas corporaciones policiales, también llegó personal de servicios periciales de la PGJE, para llevar a cabo la recolección de huellas y evidencias, así como peritos en explosivos para recabar los fragmentos del artefacto explosivo y realizar los estudios periciales competentes.

Con los estudios periciales que se realicen al artefacto explosivo, se determinará de que forma fue fabricado y como se hizo estallar, entre otros aspectos importantes para las investigaciones.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...