miércoles, 3 de agosto de 2011

El narco ha quemado casas en Durango, Coahuila y otros estados


La Procuraduría General de la República (PGR) tiene registro de por lo menos 16 eventos que involucra alrededor de 50 casas que fueron quemadas por grupos del crimen organizado y de sicarios de cárteles de las drogas en, por lo menos, nueve estados.

Sin embargo, a la fecha sólo ha sido detenidos una célula de ocho presuntos sicarios que llevaron a cabo estos hechos.

Hasta hoy se contabilizan por lo menos 100 negocios, la mayoría de ellos ubicados en Ciudad Juárez, Chihuahua, que han tenido que cerrar luego de que grupos criminales intentan con bombas molotov incendiar sus accesorias, por que los dueños no cumplieron con el pago de extorsiones.

De acuerdo con información proporcionada por la dependencia federal en respuesta a una solicitud de información pública se detalla que la institución sólo ha tomado conocimiento de hechos delictivos, ya que corresponde a las autoridades locales investigar los ataques y encontrar a los culpables.

Los estados en los que se ha registrado la quema de casas por grupos del crimen organizado y operadores de cárteles de las drogas son: Durango, Tamaulipas, Chihuahua, Sinaloa, Sonora, Morelos, Guerrero, Coahuila y Veracruz.

La PGR tiene información que los hechos donde se han incendiado viviendas tiene como propósito, por parte de las organizaciones criminales, no sólo dejar constancia del poderío de la organización, sino intimidar a las comunidades, con el fin de impedir que brinde información sobre la operación de grupos del crimen organizado relacionado con el trasiego de drogas.

La quema de caseríos también lleva como mensaje implícito el cumplimiento de acuerdos por venta y distribución de narcóticos, o porque no se ha cumplido con la producción de enervantes en la siembra.

Otro propósito es para obligar a las comunidades a la siembra de enervantes, así como el pago de cuotas por extorsión, este último se da sobre todo en negocios.

De acuerdo con la información de la dependencia federal, la primer quema de viviendas en este sexenio se tiene registrada en 2008, en la población de Ocampo, Durango.

La Procuraduría General de Justicia de ese estado tiene por lo menos registrados ocho eventos de este tipo, ya que después de la ocurrido en Ocampo; existe información de la quema de casas en el municipio del Mezquital, en Durango, en la población denominada Tierras Coloradas.

Otro hecho se registro en la población de las Carboneras en el municipio del Salto Pueblo Nuevo, en Durango, ahí la Procuraduría de Justicia estatal inició una investigación por la quema de vehículos y de diez casas que habían sido construidas con madera y lámina galvanizada. Tras el incendio las pocas pertenencias de sus moradores quedaron en ruinas.

En un solo hecho la fiscalía de Durango documentó en el Mezquital, en la población de Tierras Coloradas en Durango, un comando de, por lo menos, 70 personas que incendiaron 37 casas y 29 vehículos en esa localidad.

Ante la presencia de los comandos, los pobladores salvaron sus vidas, luego de correr hacia el monte para esconderse de sus agresores.

En el caso de Durango se establece que las acciones de grupos delincuenciales obedece a la lucha entre el cártel del Pacífico con la organización delictiva de Los Zetas, en lo que corresponde al llamado Triángulo Dorado.

En 2009, las acciones del crimen organizado incrementaron su violencia al generar una sicosis en Chihuahua, donde se comenzó con la quema de negocios y casas en Ciudad Juárez, Praxedis G. Guerrero y Almada.

Aunque no existe un cifra oficial por parte de la PGR, ya que sólo toma conocimiento por información de las procuradurías estatales, se estima que alrededor de 90 comercios han sido afectados por delincuentes, que con bombas molotov llevan a cabo sus acciones para extorsionar.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...