martes, 21 de junio de 2011

Ola de terror en Michoacán, ajustes entre narcos dejan 28 muertos en tres días


Con cinco ejecuciones registradas este lunes la sumatoria llega a 28 muertos en los últimos tres días en la entidad. Las víctimas de este lunes fueron en el municipio de Paracho, donde a cinco hombres, ninguno de ellos identificado, les quitaron la vida a balazos. Sus victimarios dejaron un mensaje en una cartulina blanca.

Información proporcionada por la Subprocuraduría de Justicia con sede en Uruapan señala que alrededor de las 4:00 de la mañana de ayer, sobre la carretera Uruapan–Paracho, a la altura del lugar conocido como las Tres Esquinas, fueron localizados dos cuerpos sin vida, uno perteneciente a una persona de alrededor de 20 años de edad y otro de aproximadamente 40.

Ambos cadáveres presentaban lesiones por arma de fuego y se encontraban maniatados con evidentes huellas de tortura en diferentes partes del cuerpo. Minutos más tarde, un kilómetro adelante del primer hallazgo, sobre la misma carretera fueron abandonados otros dos cuerpos del sexo masculino con características similares en su ejecución.

Un quinto cadáver fue hallado por las autoridades unos metros adelante en la misma vía. Autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública en la entidad justificaron que este tipo de acontecimientos no son privativos del estado.

“Yo creo no es últimamente, yo creo son expresiones de violencia que han venido ocurriendo no sólo en Michoacán, es en todo el país”, comentó Fernando González Moraira, subsecretario de Seguridad Pública. En los últimos 12 días, en Michoacán se ha registrado la ejecución de 49 hombres con el mismo modus operandi.

Apenas este domingo 14 cuerpos de hombres aparecieron asesinados en distintas demarcaciones michoacanas ubicadas en la zona colindante con Jalisco. En tanto, el sábado en la madrugada, en el puerto de Lázaro Cárdenas, fueron hallados 9 cuerpos que fueron ejecutados.

En todos los ataques ocurridos en Michoacán desde el fin de semana han aparecido mensajes en mantas que atribuyen los actos a una supuesta pelea entre Jesús El Chango Méndez, quien era un cabecilla de La Familia Michoacana, y Los Caballeros Templarios, una escisión de este mismo grupo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...