jueves, 23 de junio de 2011

'El Chango' Méndez huía de La Tuta y del cártel de Golfo


Desplazado de las actividades del tráfico de drogas y temeroso de ser asesinado por Los Caballeros Templarios y el cártel del Golfo, José de Jesús El Chango Méndez, uno de los fundadores de La Familia, optó por huir de Michoacán. Su último refugio fue una casa en Cossío, Aguascalientes, propiedad de los parientes de uno de sus escoltas, informaron autoridades de la Policía Federal.

Servando Gómez Martínez, La Tuta, su antiguo aliado en el cártel y uno de los líderes de Los Caballeros Templarios (escisión de La Familia), amenazó con asesinarlo, mientras que desde hace tres años el cártel del Golfo fijó una recompensa de 5 millones de dólares por darle muerte, según publica Milenio.

De acuerdo con la versión oficial, debilitado y con sólo cuatro sicarios de su primer círculo de seguridad, El Chango fue ubicado en Aguascalientes mediante labores de inteligencia. Antes estuvo en Zacatecas y San Luis Potosí.

En las últimas semanas dejó de operar e intentó una alianza con Los Zetas --que supuestamente enviarían a 200 sicarios para apoyarlo y recuperar la plaza michoacana--, ahora enemigos del cártel del Golfo, organización que buscaba matar al capo tras los ataques con granadas ocurridos el 15 de septiembre de 2008 en la plaza de Morelia.

Facundo Rosas, comisionado general de la Policia Federal, reiteró que La Familia "está completamente desarticulada", por lo que ahora el objetivo es la captura de La Tuta y Enrique Plancarte, La Chiva, jefes de Los Caballeros Templarios, así como la identificación de sus estructuras intermedias.

En la presentación de El Chango en el Centro de Mando de la corporación en Iztapalapa, el funcionario comentó: "No estaba operando, lo que estaba haciendo era ocultarse para evitar ser capturado; de todas formas no le fue suficiente, no le valió haberse movido hasta esa zona del país para tratar de evadirse de la acción de la justicia, hasta ahí fue ubicado y fue detenido por el trabajo de inteligencia; no es producto de la casualidad".

En la conferencia no se precisaron detalles del operativo; sin embargo, autoridades de la Policía Federal señalaron que el presunto narcotraficante estaba oculto en la casa de los familiares de uno de sus cuatro escoltas, quienes también fueron arrestados.

El 27 de mayo de 2011 El Chango evadió el operativo que aplicaron las fuerzas federales en Jilotlán, Jalisco, donde convocó a una reunión urgente, que derivó en el asesinato de 15 sicarios y la detención de 40 miembros de La Familia.

Ramón Eduardo Pequeño, jefe de la sección antidrogas, dio a conocer la detención de ocho integrantes de Los Caballeros Templarios, entre ellos Gabriel Mejía y Jairo López, identificados como jefes de plaza en Tuxpan y Zitácuaro, Michoacán.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...