martes, 28 de junio de 2011

Ejecutan a cinco personas en Sinaloa


Una jornada violenta se vivió entre la noche del domingo y la mañana de ayer en este puerto al ser asesinadas cinco personas en hechos por separado que ocurrieron en un bar en la Colonia Benito Juárez, en un camino en el Ejido El Venadillo y en un negocio de lavado de autos ubicado en el Fraccionamiento Lomas de Mazatlán.

Dos personas más resultaron heridas en esta racha violenta que ocurrió en sólo 12 horas, de acuerdo con información proporcionada por personal de instituciones que tomaron conocimiento de los hechos.
El primer caso se registró cerca de las 23:36 horas del domingo en el interior del Bar Camaronero, ubicado por la calle Rafael Buelna, a unos metros de la Avenida Gabriel Leyva, en la Colonia Benito Juárez, donde un grupo armado con fusiles AK 47 cometió un ataque a balazos, agregó.

Ahí murieron José Miguel Torres Castro, de 35 años, vecino de la Colonia Benito Juárez, mismo que presentó cuatro impactos de bala en el abdomen, y Denisse Alejandra Angulo Camacho, de 33 años, quien trabajaba como mesera en el bar, la cual presentó varios balazos en el abdomen y tórax.

Además un joven de 18 años de edad, resultó herido de tres impactos de bala en las partes derecha e izquierda del tórax, así como una de rozón en la ceja izquierda, por lo que fue trasladado a un hospital.
De acuerdo con autoridades, afuera del bar quedó estacionado un auto marca Dodge, tipo Shadow, verde. Los asesinos huyeron a bordo de un auto al parecer Sentra o tipo Tsuru, gris.

En el segundo caso, cerca de las 8:30 horas de ayer se reportó ante las autoridades que por un camino de terracería que conduce de la Maxipista Mazatlán-Culiacán hacia el albergue conocido como Ejército de Salvación, en el Ejido El Venadillo, se encontraban tirados los cuerpos de dos hombres que presentaban impactos de bala y huellas de tortura.

Fueron identificados como los hermanos José Elías y Roberto Díaz Labrador, de 38 y 26 años, respectivamente, vecinos de la Colonia Esperanza, en este puerto.
Ambas personas fueron privadas de su libertad en su domicilio ubicado en esa colonia mencionada, cerca de las 21:50 horas del domingo por un grupo armado que llegó en varios vehículos al parecer tipo Tsuru y Sentra.

En esos momentos los dos hermanos ingerían bebidas embriagantes junto con otra persona, que estaba en la azotea de un domicilio, quien resultó herida de dos balazos cuando corrió para evitar que se lo llevaran.
Ambos cadáveres tenían una marca en la frente y presentaban múltiples huellas de haber sido golpeados.
Mientras que aproximadamente a las 11:50 horas también de ayer se reportó ante el número de emergencias 066 que en un negocio de lavado, ubicado en la Avenida Rafael Buelna, en el Fraccionamiento Lomas de Mazatlán, un hombre fue asesinado a balazos.

Fue identificado como Fernando Gutiérrez Mancera, de 34 años, mismo que presentó varios balazos. Se informó que esta persona tenía unas horas de haber llegado a Mazatlán procedente de Estados Unidos.
En base a lo que manifestaron autoridades y testigos, momentos antes Gutiérrez Mancera llegó a dicho negocio en un vehículo Charger, negro, con placas del estado de Jalisco.

Tras concluir el servicio, Gutiérrez Mancera se acercó a verificar el estado de su automóvil. Fue en ese momento que observó que una camioneta Captiva color gris arribó y se colocó en la puerta del negocio.
De la unidad bajaron tres hombres armados con pistolas, los cuales se dirigieron directamente contra la víctima.

Al verlos, Gutiérrez Mancera emprendió la huida hacia el fondo del negocio, el cual está bardeado y no tiene salida por dicha área.  Ahí por dos puntos distintos, los armados lo arrinconaron y dispararon, causándole la muerte casi en forma instantánea.

Las balas alcanzaron el cristal trasero y parabrisas de una camioneta Ford Lobo que se encontraba en el inicio del lavado automatizado, así como las paredes de la zona de cepillado.

Los asesinos iban acompañados por un hombre de complexión obesa. Tras cometer el crimen los delincuentes armados huyeron en una camioneta Captiva, gris.
En ese sitio fueron localizados aproximadamente 20 casquillos percutidos calibre .9 milímetros y .40 milímetros.

También llegaron elementos del Ejército, así como de las policías Municipal, Ministerial del Estado y peritos de la PGJE.

De los tres hechos tomó conocimiento personal de la Agencia del Ministerio Público Especializada en Investigación de Homicidios Dolosos, en tanto que los cadáveres fueron trasladados a las instalaciones del Servicio Médico Forense para las diligencias de ley.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...