domingo, 29 de mayo de 2011

Narcos se mueven en camionetas mortiferamente armadas y blindadas


Son "made in México", con mortíferos aditamentos extranjeros. Las arman en talleres mecánicos, pero son letales. Son simples Pick up con ametralladoras pesadas instaladas. Se trata de carros de combate similares a los que desde hace décadas utilizan los grupos rebeldes, los paramilitares o los dictadores en los países en guerra. Son las camionetas artilladas que hoy abundan en México y son paseadas, presuntamente por los narcotraficantes para exhibir su poder.

Cuando los capos son detenidos, de acuerdo con la ley pudieran purgar una pena de prisión de cuatro a 15 años y de 100 a 500 días multa. También se decomisan tales vehículos. La Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos señala tal sanción en el artículo 83 para el caso de quienes posean "cañones, piezas de artillería, morteros y carros de combate con sus aditamentos, accesorios, proyectiles y municiones".

Sin embargo, en el Senado de la República, el legislador del Partido Revolucionario Institucional, Renán Cleominio Zoreda Novelo, en el recién concluido periodo de sesiones, presentó una iniciativa de reformas a la mencionada norma federal, debido a las "pírricas multas" actuales.

La propuesta comprende reformar ese renglón para que se establezcan penas de prisión de cuatro a quince años efectivamente, pero "de trescientos sesenta a setecientos veinte días multa".

En la Cámara de Diputados, a su vez, también se presentó una iniciativa, de parte de Acción Nacional. El diputado Juan José Cuevas García, propuso reformar el artículo 10 de la Constitución y abrogar la actual Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, para expedir otra que prohíba la posesión y portación. La nueva norma establecería que los gobiernos federal, estatal y municipal instrumentarían una campaña nacional permanente de desarme voluntario y que todas las armas y explosivos asegurados, decomisados o recibidos, serán remitidos de inmediato a las Secretarías de la Defensa Nacional o a la de Marina.

Mientras tanto, aseguran que en abierto desafío y desde luego competencia con el Ejército Mexicano, la Armada de México y la Policía Federal (que cuentan con estos vehículos), los señalados carros de combate son exhibidos por los delincuentes lo mismo en el norte, que en el centro de la República Mexicana.

El más reciente avistamiento ocurrió en Apatzingán, Michoacán, donde presuntamente los denominados "Caballeros Templarios" lanzaron un reto al mostrar su poderío por las calles.

¿Fue real o montado?, era la pregunta de muchos michoacanos, debido a que casi al mismo tiempo, en diversas comunidades cercanas a Buenavista Tomatlán (colindante con Apatzingán), se desataban los rumores de violencia y la gente huía, apenas dos días antes de que fuera anunciada la posibilidad de una candidatura común para el gobierno del estado.

Vehículos "hechizos" de este tipo, ahora en manos de los narcotraficantes, habían sido ya incautados en Jalisco. Fueron dos camionetas dotadas de ametralladoras 22.73. También en Tamaulipas hubo decomisos.

Según un cable diplomático de Estados Unidos, revelado por WikiLeaks el armamento pesado usado por el crimen organizado ingresa a México por la frontera sur, proveniente de Centroamérica. Sin embargo, otros especialistas aseguran que ingresa por la frontera norte procedentes de California, Arizona, Nuevo México y Texas.

* Letalidad

en marcha

Martín Gabriel Barrón Cruz, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales, de la Procuraduría General de la República, en un trabajo realizado en 2009 sobre "El tráfico de armas hacia México" había señalado:

"En los últimos años se ha sofisticado el armamento y equipo el cual incluye ametralladoras calibre 7.62 mm., explosivos B-4, cohetes antitanque M72 y AT-4, lanza cohetes RPG-7, lanzagranadas MGL calibre 37 mm., granadas de 37 y 40 mm., además de fusiles Barret calibre .50 y armas con capacidad para disparar municiones calibre 5.7 x 28, las cuales son capaces de penetrar distintos tipos de blindajes (en autos y chalecos) y por ello son conocidas como "mata policías", así como proyectiles con tiro nocturno y expansivos".

En una acotación al margen, con fundamento en organizaciones internacionales especializadas, explicaba: "los calibres más utilizados en conflictos armados incluyen munición de 5.56 mm (milímetros); 7.62 mm y 12.7 mm para rifles de asalto y ametralladoras ligeras y pesadas, así como munición de 9 mm para metralletas y pistolas semiautomáticas. Dos de los calibres clave de munición, que comúnmente se encuentran en zonas en conflicto en todas partes del planeta, son los del calibre de 7.62 x 39 mm, que se utiliza para el AK-47 y para los rifles de asalto derivados del AK, y los cartuchos estándar de la OTAN de 7.62 x 51 mm, que se utilizan para las armas G3 y FN-FAL.

Asimismo... "En todas las partes del mundo se fabrica munición para armas pequeñas y ligeras. Se sabe de al menos 76 países que producen munición para armas pequeñas a nivel industrial, destinada a las fuerzas militares, de seguridad y policiales, así como al mercado civil. Se estima que la producción global anual de munición para armas pequeñas de especificación militar está entre los 10 y los 14 mil millones de unidades, lo que supone entre 27 y 28 millones de cartuchos al día".

* Esfuerzos que

rinden poco

En nuestro país, las confiscaciones de armas son constantes, aunque quizás insuficientes. De acuerdo al Cuarto Informe de Gobierno de la Secretaría de la Defensa Nacional, el armamento asegurado a nivel nacional, por todas las instituciones de los tres ordenes de gobierno, de septiembre de 2009 a agosto de 2010 fue de 28 mil 962 armas (no se especifica de qué tipo).

Asimismo, en el Informe correspondiente de la Secretaría de Seguridad Pública se dio a conocer la confiscación o aseguramiento, de agosto de 2009 a julio de 2010, de 537 armas.

Se presume que tal y como lo señalaba Barrón Cruz en su trabajo, las incautaciones abarcan "cartuchos, armas largas y cortas, entre ellas las tradiciones R-15 y AK-47".

A su juicio hay otros implementos que los que se habían considerado tradicionalmente como parte del ser narcotraficante. "Es decir, hay una transformación en el poder adquisitivo de armamento sofisticado. Tal contexto ha logrado poner en alerta y encender los focos rojos a las autoridades estadounidenses respecto del contrabando de armas que desde ese país se realiza hacia México", precisa.

Dicha situación no es nueva, dice. Y menciona datos de la propia PGR en los cuales se planteaba que de 2005 a 2009 las autoridades habían arrebatado a los narcotraficantes más de 31 mil armas, de las cuales más de la mitad eran fusiles de asalto, 2 mil 239 granadas y casi 4.4 millones de cartuchos y municiones.

También refiere que los principales exportadores de armas pequeñas y ligeras (aquéllos con una exportación anual de al menos 100 millones de dólares) son los Estados Unidos, Italia, Alemania, Bélgica, Australia, Brasil, la Federación Rusa y China, mientras que los importadores son: los Estados Unidos, Arabia Saudita, Canadá, Francia y Alemania.

* Las cotizaciones

de la muerte

Otro especialista, en este caso José Luis Pérez Canchola, miembro de la Academia Mexicana de Derechos Humanos A.C. en su análisis sobre "El Tráfico de Armas" menciona que un rifle AK-47 se puede comprar en 300 dólares en Estados Unidos y venderse en México en mil 500 dólares.

"Todos los días, dice, cruzan la frontera rifles, escuadras, revólveres, metralletas, granadas, lanzagranadas y muchas armas más. La carabina M-2 que anteriormente era la preferida de la guerrilla centroamericana, ahora es una de las favoritas de las organizaciones criminales. Ahora la mayoría se queda en México".

También explica sobre el fusil AK-47... "es el más popular de todos los rifles en el mundo de la mafia. Se trata de un arma de origen soviético diseñado en 1947 y que actualmente se fabrica en 11 países. Hoy en día, a 60 años de su invento, este fusil se utiliza en 78 naciones, como son los países árabes, China, Irak, Colombia y Brasil entre otros muchos. En Colombia los paramilitares presumen un inventario de 6 mil de estos rifles. En México es uno de los fusiles favoritos de las organizaciones criminales".

* Además...

"La popularidad de esta arma obedece a que es un rifle muy ligero, de gran exactitud y relativamente económico ya que en algunas regiones de mundo, como es el caso de Asia se le puede conseguir en menos de 100 dólares, mientras que en América del Sur puede llegar a costar hasta dos mil dólares en el mercado negro. Los industriales de la AK-47 estiman que desde su invento se han fabricado 100 millones de estos rifles de asalto".

Otra descripción que hace Pérez Canchola, sobre armas utilizadas por los delincuentes mexicanos, es sobre "la TEC 9 que se fabrica en tres modelos, es una semiautomática de 9 milímetros con cargadores de 30 y 40 cartuchos y desde luego las metralletas portátiles calibre 50. Las empresas norteamericanas, dedicadas a vender estas armas, no se preocupan si son utilizadas para matar niños, jóvenes, familias enteras o para secuestrar o asaltar. Esto les tiene sin cuidado y menos si los asesinatos se cometen en otro país".

Y reclama: "Ante las miles de ejecuciones que suceden cada año, una pregunta obligada es ¿por qué el gobierno mexicano con todas sus instituciones, leyes, su ejército y los cuerpos de seguridad no es capaz de resolver este grave problema? La única respuesta posible es que este tráfico sucede por la corrupción, complicidad y negligencia de muchas autoridades en ambos lados de la frontera".

También sugiere llevar a cabo operativos de control, que contemplarían: Investigación y castigo a la corrupción, complicidad y negligencia que actualmente existe en las garitas fronterizas, marítimas y aeroportuarias, que son la causa principal de la entrada ilegal de armas al país; así como campañas de despistolización en los estados con el mayor índice delictivo.

Sobre acciones preventivas señala: la destrucción efectiva del excedente de las armas decomisadas; dar cumplimiento, por parte de los tres órdenes de gobierno, a la disposición legal de realizar campañas educativas permanentes sobre armas; atender el llamado de la Organización de los Estados Americanos de exigir a los países productores de armas de terminar con este contrabando; reformar la Ley de Armas de Fuego y Explosivos a fin de adecuar su contenido a los tiempos actuales.

Pérez Canchola hizo tal planteamiento en 2008. En marzo de este año, el senador Zoreda Novelo, quien también es secretario de la mesa directiva de la Cámara alta, expuso en la tribuna nuestra amarga realidad: el crimen organizado y el narcotráfico han disparado los niveles de personas armadas y han aumentado el mercado negro de armas. Y además... "también los civiles mexicanos armados se han multiplicado en su búsqueda de protección y seguridad". Lo más grave es que las multas son casi de risa. Por ello, la iniciativa propuesta.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...