jueves, 26 de mayo de 2011

Infiltra cártel de Sinaloa oficina de Joe Arpaio


La oficina del sheriff de Maricopa, Joe Arpaio, conocido por su dura posición antiinmigrantes, fue infiltrada por una red de tráfico de drogas e indocumentados ligada al cártel de Sinaloa.  Tres de sus colaboradores, entre ellos uno de sus asistentes, Alfredo Navarrete, de 37 años, facilitaban el traslado de inmigrantes ilegales hacia California, según informó el propio Arpaio, quien anunció que ya fueron capturadas. Las celadoras Silvia Nájera, de 25 años, y Marcela Hernández, de 27, así como nueve personas más también fueron detenidas por colaborar con organizaciones criminales.

Al momento de su detención, Navarrete, quien formó parte de la Unidad contra el Tráfico de Personas creada por Arpaio, escondía en su casa a dos indocumentados mexicanos que entregaría en Georgia. Según sus propias declaraciones, difundidas por la cadena CBS, proporcionaba información a los líderes del cártel de Sinaloa sobre las redadas antiinmigrantes que realizaría el sheriff de Maricopa.
El cargo de Navarrete, estaba sólo por debajo del de Arpaio.

El sheriff dijo que desde hace un año tenía información sobre lo que estaba pasando; pero se abstuvo de actuar antes porque quería tener la mayor cantidad de pruebas posibles. "En cualquier organización vas a encontrar gente mala, es la naturaleza humana", justificó Arpaio.
La detención fue posible gracias a una investigación realizada por una fuerza especial antidrogas. A los detenidos se les acusa de lavado de dinero, tráfico de indocumentados y de heroína.

De acuerdo con la investigación, los acusados utilizaban la Oficina de Inteligencia del Departamento del Sheriff para guiar a los contrabandistas a través de la zona conocida como El Valle, en el estado de Arizona.
"La lucha contra las drogas, la inmigración ilegal y el tráfico humano es importante no sólo para mí, sino para todos los ciudadanos de Arizona", dijo el sheriff Joe Arpaio durante una conferencia de prensa. "Que un agente del sheriff les proporcione información y participe de esos delitos, es detestable", agregó.
Sylvia Nájera y Marcela Hernández son acusadas de lavado de dinero y de transportar drogas.

El sheriff Arpaio dio a conocer que la agente Marcela Hernández tiene ocho meses de embarazo y que el padre del bebé es Francisco "Lorenzo" Arce-Torres, detenido el martes, y quien, de acuerdo con los documentos de la Corte Superior de Justicia de Arizona, es miembro del cártel de Sinaloa y líder de una organización de tráfico de drogas ubicada en Phoenix.

Los documentos de la Corte indican que Hernández traía consigo 20 mil dólares en efectivo durante su detención. Ella y su compañera Sylvia Nájera fueron arrestadas durante el trayecto a su trabajo, ubicada en la prisión de Lower Buckeye.  Los tres agentes del sheriff formaban parte de un grupo de 12 personas que fueron arrestadas el martes por la mañana durante una serie de redadas realizadas en 16 puntos a lo largo de El Valle.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...