miércoles, 4 de mayo de 2011

En la sierra de Sonora los niños quieren ser sicarios


En Sonora está arraigada la subcultura del narcotráfico y es un fenómeno que afecta a los niños, aceptó el general André Foullón Van Lissum, titular de la comandancia de la Cuarta Zona Militar, con sede en esta capital.  “El territorio sonorense cuenta con una rica área serrana en la cual se materializa por parte de las fuerzas armadas una campaña permanente de erradicación de cultivos, no obstante, lejos de inhibirse esta actividad, la producción se incrementa”, reconoció el representante castrense.

Foullón Van Lissum dijo que la tropa ha interactuando con los pobladores que manifiestan una falta de oportunidades de desarrollo y se observa el arraigo de la subcultura del narcotráfico “que incluso llega hasta el punto que niños en edad escolar manifiestan su deseo por ser sicarios”. El jefe militar expuso durante su participación en el foro denominado Desarrollo Integral para un Sonora Seguro, convocado por el gobernador panista de Sonora, Guillermo Padrés Elías.

Dijo que en las zonas urbanas se incrementaron las detenciones de delincuentes dedicados al narcomenudeo y que los detenidos son cada vez más jóvenes que andan en vehículos robados y portando armas de fuego. Afirmó que soldados han detectado en áreas de cultivo ilícito y en ranchos en que sus dueños generalmente viven en las ciudades que sus trabajadores emplean la propiedad bajo su resguardo como centro de acopio de armas y estupefacientes o como laboratorios para la fabricación de drogas sintéticas.

Existen ranchos en terrenos ejidales a los que no se les puede acreditar un tenedor legítimo que se emplean como casas de seguridad de bandas de delincuentes, en un análisis comparativo, podemos observar que las muertes violentas se incrementan y al mismo tiempo disminuye nuestra capacidad de asombro y aumenta el reclamo de la sociedad que exige seguridad, reveló el representante de la Secretaría de la Defensa Nacional.

En este sentido exhortó a la ciudadanía a actuar como agentes activos y no como una masa relativamente pasiva que únicamente demanda seguridad de una instancia superior. Reconoció que ninguna autoridad por si sola podrá garantizar la seguridad, porque para lograrla se necesita la participación activa de la sociedad, no es necesario sentir el embate del crimen para comenzar a actuar todos los días.

En tanto, el gobernador Guillermo Padrés Elías hizo un llamado a cerrar filas, no solo en la persecución del delito, sino principalmente en las acciones sociales que fomenten la prevención del mismo y atender las causas y no solo las consecuencias de la inseguridad y la violencia.

“En el entendido de que la violencia, sus causas y sus consecuencias inciden de diversas maneras en todos los ámbitos, la idea general es conformar un consejo cuyas funciones esenciales serán analizar la problemática de la violencia y la inseguridad en nuestro territorio”, remarcó el mandatario sonorense.

Al evento fueron convocados legisladores, académicos, empresarios, padres de familia y funcionarios públicos responsables de la seguridad, así como de derechos humanos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...