viernes, 13 de mayo de 2011

Elementos del Grupo Especial, habian sido amenazados


Los Mochis, Sin.- El atentado contra los agentes del Grupo Especial de la Policía Ministerial en el exterior de la base de esta ciudad, donde murió un elementos y dos más resultaron heridos, ocurrió tras constantes amenazas de la delincuencia organizada por los "golpes" que les ha asestado la corporación en los últimos dos meses. Las advertencias eran a diario y los agentes que conforman el grupo aseguran que el atentado no los amedrentará, sino al contrario, aunque ahora se reforzarán más las medidas estratégicas para evitar otra emboscada como la de antenoche y la ocurrida hace unos días en la carretera México 15, en las inmediaciones del ejido Flor Azul.
Y la delincuencia envió además otro mensaje al gobernador Mario López Valdez, al colocar dos mantas en esta ciudad y una más en Culiacán donde acusan al Grupo Élite de la Policía Ministerial de estar al servicio del narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán. En estas mencionan: "El Grupo Élite, comandado por Héctor Ochoa Polanco, Jesús Carrasco Leyva, "El Tango" o "El Flaco", y Sajarópulos, son quienes roban y golpean a gente inocente". La granada. Tras el atentado contra los agentes ministeriales, ayer en la mañana fue localizada una granada en la parte posterior de un negocio ubicado a 50 metros de distancia de la base de la Policía Ministerial de esta ciudad.

Elementos de la BOMU se trasladaron al lugar y más tarde personal del 89 Batallón de Infantería, capacitado en el tratamiento de este tipo de artefactos explosivos, acudió al lugar y se hizo cargo de la granada calibre 40. Cerca del negocio se localizaron manchas de sangre que se suponen son de algún delincuente que resultó herido en el enfrentamiento con los agentes ministeriales y que huyó por la parte posterior.

Las investigaciones. Entrevistado sobre el atentado contra los agentes ministeriales, el subprocurador regional de Justicia en la zona norte de Sinaloa, Louis Alberto Jauss López, señaló que se inició la averiguación previa 47/2011 y todo apunta a que este hecho presumiblemente es una reacción al trabajo y detenciones que ha realizado en los últimos dos meses el Grupo Especial de la corporación en esta ciudad.
Precisó que en el lugar del atentado se recogieron tres vehículos con reporte de robo y uno más en la colonia Benito Juárez, 265 cascajos calibre 7.62x39 milímetros para rifles \\'cuerno de chivo\\', 251 para AR-15, 10 para rifle G-3 y 12 del calibre .9 milímetros, además de un rifle AK-45, un AR-15, 7 cargadores y 231 cartuchos útiles para este tipo de rifles.

El funcionario indicó que se revisarán las grabaciones que captó del atentado la videocámara instalada afuera de la Policía Ministerial. De hecho, los operadores aparentemente no advirtieron la presencia del grupo armado que atacó a los ministeriales. Reacciones de los agentes. Elementos del Grupo Especial de la Ministerial que fueron abordados ayer por reporteros señalaron que los atentados, como el ocurrido anoche, no los amedrentarán y continuarán con el trabajo para restablecer la seguridad de la ciudadanía.

Los agentes ministeriales, quienes pidieron se reservara su identidad, señalaron que ellos están dando la cara por los sinaloenses pero lamentablemente la Procuraduría General de la República los dejó solos en la lucha contra la delincuencia organizada.

"Nosotros estamos dando la vida por los sinaloenses porque queremos que la gente pueda salir tranquilamente a la calle y se sienta segura, pero la PGR dónde está; el Ejército es el único que nos apoya en esta lucha, creo que ya es tiempo de que ellos se pongan las pilas", señaló uno de los agentes ministeriales.

Los policías aseguraron que respaldarán al gobernador Mario López Valdez y a los sinaloenses en la lucha contra la delincuencia organizada, pero le hicieron un llamado al mandatario estatal para que, así como ellos arriesgan su vida, se les apoye también con sueldos decorosos y otras prestaciones. Los heridos. El estado de salud de los ministeriales que resultaron lesionados en la emboscada ocurrida antenoche en el exterior de la Policía Ministerial fue reportado como estable.

Los dos elementos fueron internados de emergencia en un hospital de esta ciudad y ayer se les trasladó en un helicóptero a un nosocomio de Culiacán. "Ya están fuera de peligro, uno recibió un balazo en una pierna y otras heridas con esquirlas en distintas partes del cuerpo y el otro también sufrió varias lesiones con esquirlas, pero todo está bien" aseguró ayer un agente que los resguardaba en un hospital mientras esperaban el traslado a la capital sinaloense.

Enfrentamiento causa temor. Los vecinos de la Scally no se reponen de la balacera y piden reubicación de la Ministerial. Tras el atentado contra los agentes ministeriales donde murió uno y dos más resultaron lesionados, los vecinos de la colonia Scally se despertaron con el temor aún a flor de piel. Algunos de los colonos que tienen su domicilio en las inmediaciones de la corporación señalaron que tras la balacera no pudieron conciliar el sueño e hicieron un llamado al Gobierno Estatal para que reubique la base de la Policía Ministerial, ya que temen que ocurra otro enfrentamiento que ponga en riesgo su vida. Los habitantes se levantaron temprano a revisar sus casas y sus vehículos.

Las fachadas de las viviendas, guarniciones y al menos cuatro vehículos presentaban impactos de bala. Los residentes acceden a hablar con los reporteros sobre los momentos de terror y angustia que vivieron al ocurrir el atentado, pero todos piden se reserve su identidad por temor a represalias. "Parecía el infierno, nosotros estábamos en la sala y al escuchar la tracatera nos tiramos al piso para protegernos; no hemos dormido nada", señaló uno de los vecinos.

Una mujer que vive a escasos metros de la corporación se acerca a los reporteros y asegura que aún no se repone de la balacera. "Yo hasta mi perra perdí, oiga. Pobrecita, saltó a la calle desde la segunda planta al escuchar los balazos y ya no supe de ella, se llama Violeta", relató. La mayoría de los residentes coinciden en que es necesario y urgente que la base de la Policía Ministerial sea reubicada a otro lugar para que no se ponga en riesgo la vida de ellos y sus familias.

"Cuando dijeron que iba a operar aquí, nosotros nos opusimos pero nunca nos hicieron caso y aquí están las consecuencias. Señor gobernador, hoy murió un agente ministerial pero en otro enfrentamiento pueden ser los vecinos, no queremos que esto suceda y en sus manos está evitarlo, reubique la base de la Policía Ministerial por el bien de los habitantes de esta colonia y por quienes transitan por este lugar", pidió uno de los ciudadanos que aún reflejaba el temor y angustia vivida tras el enfrentamiento.

Gobernador asegura que no los van a intimidar. Tras lamentar la muerte de un agente en la emboscada que a manos de sicarios sufrió este miércoles por la noche un grupo especial de la Policía Ministerial en Los Mochis, en donde hubo dos elementos más heridos, el gobernador Mario López Valdez dijo que en lugar de claudicar van a fortalecer su presencia. El mandatario estatal lamentó que haya grupos armados que quieran echar para atrás o acabar con los cuerpos policiacos que están cumpliendo su labor y han logrado abatir el índice delictivo en algunas ciudades.

 Aseguró que fortalecerán su presencia, que incluso los propios policías, por orgullo, dignidad y en defensa del compañero caído, habrán de redoblar el coraje, el esfuerzo, la inteligencia y su presencia. Sobre la aparición de algunas narcomantas con mensajes que señalan al grupo Élite de estar al mando de un grupo del crimen organizado, Mario López Valdez dijo que no se caería en el juego de este tipo de anónimos. Y sobre la aparición de algunos nombre como Carlos Ochoa Polanco y un mando de apellido Sajarópulos, el mandatario dijo que si había señalamientos se haría una investigación, que de ser sustentada, se procedería, pues los grupos de Élite deben estar al servicio de la sociedad y al mando del Gobierno del Estado.
Un día después de la emboscada

El hospital en donde se encontraban los dos agentes heridos tras ser atacados por un comando armado estuvo prácticamente "blindado" por elementos de la Policía Ministerial del Estado y de la Policía Municipal. Luego de un fuerte despliegue policiaco, los heridos fueron llevados a una improvisada pista en donde los esperaba un helicóptero del Gobierno del Estado. Minutos después fueron llevados a un hospital de Culiacán.

Una granada calibre 40 que fue lanzada en el enfrentamiento y que no se activó, fue localizada ayer en la mañana en un negocio a 50 metros de la Policía Ministerial.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...