martes, 17 de mayo de 2011

“El Pelapapas” duró cuatro horas vivo en el penal de Cieneguillas


Rubén Delgado Gamillo “El Pelapapas” apenas duró cuatro horas vivo en el penal de Cieneguillas en Zacatecas. Los Zetas ya lo perseguían porque los traicionó luego de que ellos lo rescataron del mismo penal en mayo del 2009.

El Procurador General de Justicia de Zacatecas, Arturo Nahle García confirmó que cuatro reos del penal de Cieneguillas, Zacatecas, están bajo investigación acusados de participar en el crimen de Rubén Delgado.
El mismo Arturo Nahle, reveló que serán investigados 461 reos y las personas que estaban el domingo en el día de la visita.

También están en investigación los custodios y el director del Cereso, Roberto González López, detalló el procurador.  “Tenemos una investigación muy amplia que incluye a más de mil personas que ingresaron al Cereso de Cieneguillas y así poder determinar lo que ocurrió en el interior para dar con los responsables de este homicidio”, explicó Nahle.

El viernes pasado efectivos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato habían capturado a “El Pelapapas” en Acámabaro. Rubén Delgado huía no sólo de los Zetas sino también de las autoridades que lo requerían luego de haberse fugado del penal de Cieneguillas en Zacatecas.

En Zacatecas, Delgado Gamillo enfrentaba delitos de robo, asalto y robo calificado, además de ser investigado por extorsión y secuestro, entre ellos el del exalcalde de Fresnillo, Juan Carlos Guardado.

Antes de salir del penal junto con 52 reos, los cuales fueron liberados por una célula del grupo de Los Zetas, Rubén purgaba una pena de 30 años de prisión.

Una vez que Rubén salió a las calles no quiso quedarse bajo el mando de quienes lo rescataron y formó su propia banda dedicada al secuestro y a la extorsión, operaba en Zacatecas con los límites de Durango.  Fue uno de los 11 reos más peligrosos de los 53 que se fugaron del Cereso de Cieneguillas en 2009.
Rubén Delgado Gamillo “El Pelapapas” no era investigado por las autoridades en Guanajuato por alguna extorsión o secuestro, una vez detenido se le investigó de manera intensa y no tenía cuentas pendientes con la justicia en Guanajuato.

Ni secuestros, ni en extorsiones, simplemente les dijo a los investigadores guanajuatenses al ser detenido, que en Acámbaro se escondía para no ser recapturado por la fuga del penal de Cieneguillas y además se escondía de “Los Zetas” porque los traicionó al formar su propia banda criminal.

Delgado Gamillo fue detenido el 13 de mayo en Acámbaro Guanajuato, en el poblado de San Antonio, en un retén de los elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado.

El Pelapapas tripulaba una camioneta, estaba armado con una pistola calibre 9 milímetros y portaba también un envoltorio con marihuana.

Autoridades Guanajuatenses entregaron a “El Pelapapas” a la procuraduría de Zacatecas para que de nueva cuenta lo internaran en el penal de Cieneguillas y a las pocas horas de su internamiento, lo mataron con arma blanca.

En mayo del 2009 Rubén Delgado había sido rescatado por Zetas, del penal de Cieneguillas, pero una vez afuera los traicionó y organizó su propia banda.

Por Rubén Delgado y por los otros 52 reos fugados del penal de Zacatecas, la Procuraduría General de la República ofrecía una recompensa de hasta 53 millones de pesos por información que facilitara su captura.

Ya con la detención de “El Pelapapas”, serían cinco reos de los fugados del penal ya referido, que han sido localizados en Guanajuato. Todos han sido detenidos armados, cometiendo delitos de alto impacto, por ejemplo dos murieron en enfrentamiento contra las autoridades en Apaseo El Grande, otro fue detenido en Silao.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...