lunes, 9 de mayo de 2011

Comando ejecuta a 3 en Ecatepec


Las nar­coe­je­cu­cio­nes no ce­san en es­te mu­ni­ci­pio, de­bi­do a que aho­ra, un co­man­do ar­ma­do le­van­tó a tres in­di­vi­duos, los lle­vó a una ma­de­re­ría de la Co­lo­nia Eji­dos de San Cris­tó­bal y lue­go de sa­car a los em­plea­dos y clien­tes, me­tie­ron a sus víc­ti­mas, pa­ra acri­bi­llar­los y re­ma­tar­los con el ti­ro de gra­cia.

Du­ran­te las in­ves­ti­ga­cio­nes en la es­ce­na del tri­ple cri­men, fue­ron en­con­tra­dos por lo me­nos 30 cas­qui­llos per­cu­ti­dos de ar­mas de fue­go ca­li­bres .45 y 7.62, así co­mo un nar­co­men­sa­je, fir­ma­do por una cé­lu­la del cri­men or­ga­ni­za­do.

Co­me­ti­do es­te tri­ple ase­si­na­to con cla­ros tin­tes de ven­gan­za del cri­men or­ga­ni­za­do, los si­ca­rios es­ca­pa­ron, por lo que con­ti­núan li­bres im­pu­ne­men­te de­bi­do a que las po­li­cías Mi­nis­te­rial de la PG­JEM, uni­for­ma­dos de la ASE y de la Mu­ni­ci­pal de es­te lu­gar, se en­cuen­tran sin pis­tas pa­ra lo­ca­li­zar y de­te­ner a los cri­mi­na­les.

Es­te múl­ti­ple ase­si­na­to, tam­bién de­be ser acla­ra­do por el Pro­cu­ra­dor Al­fre­do Cas­ti­llo Cer­van­tes, al igual que los cien­tos y cien­tos de ho­mi­ci­dios do­lo­sos

-mu­chos de ellos-, co­me­ti­do por la ven­det­ta de la ma­fia que ope­ra en el Es­ta­do de Mé­xi­co, prin­ci­pal­men­te en es­te mu­ni­ci­pio, don­de se tie­ne de­tec­ta­da una cé­lu­la de "La Fa­mi­lia Mi­choa­ca­na".

De acuer­do a la ver­sión de al­gu­nos tes­ti­gos, un gru­po de su­je­tos ar­ma­dos, lle­ga­ron a bor­do de ca­mio­ne­tas y se es­ta­cio­na­ron fren­te a la ma­de­re­ría con ra­zón so­cial Ci­prés, ubi­ca­da en la es­qui­na de las ca­lles Man­za­na­res y Cri­prés de la Co­lo­nia Eji­dos de San Cris­tó­bal en es­te mu­ni­ci­pio.

El co­man­do ar­ma­do irrum­pió en la ma­de­re­ría y mien­tras que unos sa­ca­ron a los em­plea­dos y al­gu­nos clien­tes, otros me­tie­ron a tres per­so­nas que lle­va­ban pri­va­das de su li­ber­tad.

Ac­to se­gui­do, el gru­po de in­di­vi­duos ac­cio­nó sus ar­mas, por lo que se es­cu­cha­ron rá­fa­gas de ar­ma de fue­go y así acri­bi­llar a las tres per­so­nas. Co­me­ti­do el tri­ple ase­si­na­to, el gru­po de in­di­vi­duos sa­lió a to­da pri­sa del ne­go­cio de ma­de­ra y tras abor­dar las ca­mio­ne­tas en las que lle­ga­ron, hu­ye­ron.

Los tes­ti­gos de in­me­dia­to so­li­ci­ta­ron la in­ter­ven­ción de per­so­nal de los cuer­pos de so­co­rro y de la po­li­cía. Na­da pu­die­ron ha­cer los pa­ra­mé­di­cos de la Cruz Ro­ja, de­bi­do a que al re­vi­sar los cuer­pos de es­tos tres hom­bres, diag­nos­ti­ca­ron que ya ha­bían de­ja­do de exis­tir a con­se­cuen­cia de la se­rie de le­sio­nes que pre­sen­ta­ban por dis­pa­ros de ar­ma de fue­go ca­li­bres .45 y 7.67 R-15.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...