jueves, 5 de mayo de 2011

Aparece Policia Federal severamente torturado y con vida en Cancun


Un férreo operativo implementaron elementos de la Policía Federal (PF) la tarde de ayer en el hospital privado Galenia, que se localiza sobre el bulevar Luis Donaldo Colosio, para custodiar al subinspector de la corporación policíaca que apareció con vida, luego de ser privado de su libertad la noche del pasado martes por un comando armado.

Dos patrullas de la PF y unos 20 uniformados, armados con fusiles de alto poder y con el rostro cubierto, permanecieron en las instalaciones del nosocomio. Las primeras versiones, aún no confirmadas por la autoridad, señalan que los efectivos federales vigilan al subinspector J.G.A.M., de 51 años de edad, quien fue "levantado" junto con su esposa R.M.E.E., de 48 años.

Hasta el momento se desconoce a detalle dónde fue hallado el mando de la Policía Federal y en qué condiciones de salud se encontraba, así como si también apareció su esposa, aunque más tarde personal del hospital señaló que eran dos pacientes los que estaban vigilando. Cerca de las 19 horas de ayer, el gobernador del estado, Roberto Borge Angulo, arribó al hospital para visitar al subinspector. El mandatario estatal sólo estuvo por espacio de 10 minutos y después se retiró con su escolta.

En relación a los hechos y de acuerdo a la tarjeta informativa que elaboró la Policía Judicial del Estado (PJE), unos 30 minutos después de la media noche les reportaron una privación de la libertad en el hotel "El Pedregal", que se localiza en el kilómetro 299 de la carretera libre a Mérida. Versiones de testigos señalan que eran aproximadamente las 23:45 horas, cuando un convoy de tres camionetas, Scape, gris; Voyager y Windstar, blancas, ingresaron a las instalaciones del inmueble.

De estas descendieron varios sujetos armados, amagaron a la gerente, empleados y huéspedes del centro de hospedaje. Después se dirigieron a la habitación 218, donde se alojaba el jefe policíaco y su esposa, quienes tenían tres días de haber llegado a esta ciudad.

Los sujetos realizaron dos detonaciones, con lujo de violencia subieron a la pareja a uno de los vehículos y se dieron a la fuga con dirección al poblado Leona Vicario. Los sicarios se llevaron una camioneta Lobo, azul, propiedad de la gerente del lugar.

Personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) encontraron en el lugar dos casquillos percutidos calibre 7.62 y uno sin percutir calibre .223, además de manchas de sangre en uno de los pasillos del hotel. La información que proporcionó el personal del hotel a la PJE es que un día antes llegó al lugar un taxi con número económico 3405 y placas 9355-TNB, con tres personas, quienes sólo preguntaron por el costo de las habitaciones y después se retiraron.

También llegó un sujeto que se registró con el nombre de Milton García Hernández, este llegó caminando y sin maleta. Después de los hechos desapareció, abandonó su habitación 225.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...