lunes, 25 de abril de 2011

Siete militares arraigados por caso Otilio Cantú


El gobernador del estado, Rodrigo Medina de la Cruz, confirmó que siete elementos de apoyo de las fuerzas estatales se encuentran arraigados por la muerte del joven Jorge Otilio Cantú. Sin dar detalles, el mandatario estatal señaló que pese a ser militares, la Procuraduría del Estado continúa con las investigaciones del caso.

Asimismo, mencionó que se analiza si el estado tiene facultad para iniciar un proceso penal, de lo contrario se turnará a autoridades del Ejército.  Medina de la Cruz dijo que se analizan todas las líneas de investigación, entre ellas que sucedió para que el arma haya sido colocada en la camioneta de Otilio Cantú.

A pesar de la muerte del civil, el gobernador aseguró que van a seguir colaborando con las fuerzas de apoyo que están integradas por alrededor de 300 elementos militares.

Era un inocente

El procurador Adrián de la Garza aclaró el martes pasado la inocencia del joven, pero negó que le hayan sembrado el arma.

“Después de haber analizado cada una de las pruebas que se encontraron en el lugar de los hechos, el análisis de las pruebas periciales, el análisis que hizo también el Ministerio Público, podemos determinar sin lugar a dudas que Jorge Otilio Cantú Cantú no llevaba arma, no hizo disparos desde su vehículo.

“Analizando también sus pertenencias personales se llegó a la conclusión que se trataba incluso de una persona ordenada, que no tiene el perfil de que se ha tenido… cuenta, de los sicarios”, dijo.

¿Entonces fue un error?

“Bueno lo que podemos manifestar en este momento es que en virtud de haber quedado dentro de la línea de fuego en una persecución, como ya lo comenté, se suscitaron estos lamentables hechos”.

Sobre el arma, De la Garza Santos tampoco fue claro. “Esa arma estaba en la escena del crimen por circunstancias que se dieron en ese hecho, y un error de procedimiento, se llevó a cabo allí, la movieron de lugar, también está siendo investigado (…).

“Nos dimos cuenta que el arma no estaba en el lugar donde estaba originalmente, es decir, en ningún momento los policías nos declararon otra cosa, nos declaran en primera instancia que el arma no estaba allí, ellos inclusive sin saber lo que nosotros habíamos levantado y las fotografías que habíamos tomado, y los videos que se habían tomado y el análisis que habíamos concluido”, dijo.

El procurador estimó que en este error de procedimiento no hubo dolo por parte de los elementos, aunque aseguró que esto se investigara.

¿Entonces lo confundieron?

“Repito había una persecución, hay un reporte oficial donde se inicia una persecución, donde hay disparos intercambios de disparos, y podemos concluir en este momento, parcialmente es que (la víctima) quedó en la línea de fuego en la persecución”.

Adrián de la Garza no profundizó en la forma en que hipotéticamente ocurrieron los hechos, pero aclaró que las fuerzas federales que participaron en los hechos sí están preparados, y prueba de ellos son los resultados que han dado en la lucha contra el crimen organizado en conjunto con el estado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...