martes, 12 de abril de 2011

Narcoviolencia ya llego a Estados Unidos


Más de 230 ciudades de Estados Unidos son impactadas por el tráfico de drogas de los cárteles mexicanos, “así que ésta, no es una crisis que sólo afecte a la frontera”, afirmó la subsecretaria de Estado adjunta de Estados Unidos para México y Canadá, Roberta Jacobson.

Además, afirmó que decir que existe temor o preocupación porque la violencia del narcotráfico cruce la frontera hacia territorio estadounidense, es “una falacia”, porque el problema ya se encuentra dentro del país. “Si vemos el mapa de la agencia antinarcóticos (norteamericana) DEA dónde operan los cárteles de la droga mexicanos en Estados Unidos, hoy hay más de 230 ciudades impactadas por los cárteles.

“Es una crisis que afecta a nuestras ciudades en todo el país”, aseguró Jacobson al hablar de la nueva fase de cooperación entre Estados Unidos y sus aliados en el hemisferio para hacer frente a la amenaza común de los cárteles de la droga, en el marco de un foro organizado por la Red Nacional Demócrata (NDN por sus siglas en inglés) en esta capital.

“Hoy, todos compartimos el mismo problema”, dijo Jacobson, quien puso énfasis en la naturaleza de una amenaza de carácter transnacional, con presencia en casi todo el hemisferio occidental. Esto, aseguró la funcionaria estadounidense, nos obliga a ser más “flexibles” para adaptarnos y enfrentar a las organizaciones que “son mucho más ágiles y con una gran capacidad para traspasar fronteras”.

El día de ayer, se publicó una alerta del Centro Nacional de Inteligencia sobre Drogas del Departamento de Justicia, en el que se revela que narcotraficantes, socios y familiares de éstos, han comenzado a trasladarse a ciudades de Estados Unidos para vivir, en busca de ampliar también su control de distribución y venta al menudeo de la droga.

La subsecretaria de Estado adjunta de Estados Unidos para México y Canadá consideró que, en el caso específico de México, los progresos registrados en la lucha contra los cárteles, aunque importantes, han resultado “dispares”.

Jacobson aceptó que, si bien el gobierno mexicano ha conseguido grandes avances en la formación de la Policía Federal o al asestar importantes golpes contra los cabecillas del crimen organizado, las reformas institucionales han avanzado más lentamente de lo deseado, particularmente en cuanto a justicia.

“La reforma judicial ha sido una área excepcionalmente difícil de abordar y tomará aún un largo tiempo”, consideró Jacobson, quien reconoció que, en la nueva fase de la Iniciativa Mérida, donde lo que se pretende es el robustecimiento de las instituciones fuertes y de sociedades menos permeables ante el crimen organizado, los logros “tomarán más tiempo” y los resultados “no serán tan obvios o tan rápidos” como se espera.

La funcionaria del Departamento de Estado afirmó que, en este contexto, el futuro de los esquemas de cooperación como la Iniciativa Mérida, son motivo de una profunda reflexión de la administración Obama, ya que —al igual que sus países aliados en el hemisferio—, se ha llegado al convencimiento de la necesidad de regionalizar los esfuerzos y de aprovechar las experiencias que han dejado tras de sí el Plan Colombia y la Iniciativa Mérida para perseguir a los cárteles allá donde se escondan, a través de fronteras y mediante estrategias coordinadas en todo el continente.

“Triángulo Centroamericano”

Jacobson reconoció que una de las principales preocupaciones de Estados Unidos es el Triángulo Centroamericano, que conforman Guatemala, Honduras y El Salvador, en donde han encontrado refugio los cárteles mexicanos de la droga.

“Todos reconocemos hoy que, conforme estas organizaciones criminales han enfrentado mayor presión desde México, ha habido un impacto en Centroamérica, especialmente en Guatemala, Honduras y El Salvador. Por eso hemos decidido enfocar nuestros esfuerzos también en América Central, en donde el crimen organizado se ha convertido en el principal problema”, señaló Jacobson con referencia al esquema de cooperación conocido como SICA (Sistema de Integración Centroamericana).

El embajador de México en Estados Unidos, Arturo Sarukhán, dijo que los esfuerzos de México y de Estados Unidos contra los cárteles —en particular el descabezamiento de algunos de sus líderes—, ha convertido a Centroamérica en “víctima” de ese éxito en esta lucha.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...