sábado, 23 de abril de 2011

Crimen organizado vende "proteccion" a iglesias en 11 estados


En los últimos tres años, el crimen organizado vende seguridad entre 10 mil y 30 mil pesos a congregaciones de iglesias evangélicas y cristianas en 11 estados de la República.

En un reporte levantado estado por estado 2008-2011, por las mismas asociaciones religiosas, señalan a Baja California, Coahuila, Chihuahua, Durango, Estado de México, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Sinaloa y Tamaulipas, como las regiones de alto riesgo para el ejercicio pastoral.

Por lo menos 15 congregaciones de iglesias evangélicas y cristianas han sido blanco de amenazas, secuestros y extorsiones, entre ellas Asambleas de Dios, Metodista, Centros de Fe, Esperanza y Amor, Castillo de Rey, Bautista, Presbiteriana, Centro Bíblico Familiar, Centro de Restauración, Iglesia Apostólica e Iglesia Adventista del Séptimo Día.

En Coahuila y Estado de México, les exigen entre 10 mil pesos y 30 mil pesos, por la "celebración pacífica" de cultos y otros eventos masivos y para "protegerlos" de otras bandas.

En Coahuila, mencionaron también el secuestro de dos pastores de Iglesias Evangélicas en Acuña y Monclova. Los pastores se quejan de que grupos delictivos piden "cuotas" por llevar a cabo eventos masivos como conciertos y campañas evangelísticas. Los pagos exigidos van de 10 mil y hasta 30 mil pesos.

En Nuevo León, pastores de seis iglesias comentan que pagan "cuotas" en municipios como Abasolo, Apodaca, Guadalupe, General Escobedo y Montemorelos a grupos delictivos, ya que están amenazados de secuestro y asesinato. El mismo caso se reporta en los municipios de Durango: Cuencamé, Gómez Palacio, Lerdo, Pueblo Nuevo y Santiago Papasquiaro, donde los ministros de culto reconocen que han pagado "cuotas" a bandas del crimen.

Otro caso es Michoacán, donde dos grupos delictivos (no precisa cuáles), amenazan la integridad de ministros de culto. Pastores reportan amenazas de ambas partes y el pago de "cuotas" que dependen del número de integrantes de cada congregación.

Mientras en Sinaloa, tras el secuestro de tres pastores y sus familias, los líderes religiosos de los municipios como Guasave, Novolato, Rosario y Culiacán, han decidido pagar las extorsiones.

En el caso de Guerrero, en los municipios de Teloloapan, Coyuca de Catalán, Atoyac de Álvarez, Tecpan de Galeana y Olinalá, los pastores cuentan que varios de sus feligreses han sido amenazados por bandas de narcotraficantes para que permitan que en sus parcelas sean sembradas amapola y mariguana, o en caso contrario "sufrirán las consecuencias".

En Tamaulipas, en municipios de Abasolo, Camargo, El Mante y San Fernando, pastores reportan la extorsión de grupos delictivos. Los ministros de culto han sido amenazados para permitir la celebración de cultos unidos. Reportan el secuestro express de dos pastores y tres miembros de su comunidad.

En Chihuahua, se reportan casos de amenazas de secuestros a cinco ministros de culto en Aldama, Camargo, Delicias, Nuevo Casas Grandes y Ciudad Juárez. Varios pastores llevan a cabo reuniones con funcionarios para trazar líneas de acción en contra del crimen organizado. Otros no asisten por temor a las represalias, ya que miembros del narcotráfico están infiltrados en sus congregaciones.

En Tijuana y Ensenada, Baja California, cierran tres Centros de Rehabilitación operados por Iglesias Evangélicas, luego de que los internos fueron asesinados. Pastores reportan el secuestro de seis familiares cercanos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...