lunes, 25 de abril de 2011

Comado ataca sedes policiales en Hualahuises y Linares


La tranquilidad con la que transcurría el ultimo día de la Semana Santa en la región citrícola se vio violentamente interrumpida, lo anterior luego de que en eventos diferentes realizados con extrema violencia, grupos armados atacaron con almas de alto poder, las instalaciones de Seguridad Publica de Hualahuises así como el edificio de la Agencia Estatal de Investigaciones y el nuevo Palacio de Justicia en el municipio de Linares.

Poco después de las 21:00 horas, el Ejercito Mexicano, Policía Federal Preventiva y Estatal de Caminos, realizaron un despliegue, luego de que los vecinos de la colonias Ignacio Zaragoza, localizada en el Parque Industrial realizaron llamadas de auxilio al asegurar haber escuchado fuertes detonaciones que alteraron la paz en pleno domingo de pascua.

Tras llevar a cabo un recorrido, los efectivos federales constataron que el destacamento de la Policía Ministerial del Estado presentaba por lo menos cincuenta impactos de fusil de asalto, los cuales dieron blanco en la fachada del edifico, en la camioneta del fiscal José Luis de León y en un vehículo mas de uso oficial que se encontraba en el estacionamiento.

De la misma manera, las ráfagas de metralleta, aparentemente del tipo de AK 47 o cuerno de chivo, ocasionaron severos daños en el frente del Palacio de Justicia, mismo que esta a un costado de las oficinas de la Procuraduría de Justicia en el municipio de Linares.

Media hora más tarde, los mismos efectivos de las fuerzas castrenses acudieron a la comandancia de Seguridad Publica de Hualahuises, donde encontraron un panorama parecido pero con menor gravedad, ya que en el lugar se calcularon por lo menos 20 disparos que destrozaron los vidrios y dañaron la carrocería de dos camionetas de la policía.

En el mismo sitio, los militares y la Federal Preventiva, detectaron que el cristal principal de la planta de radio se encontraba afectados con varios disparos incrustados en las ventanas.

En ambos casos, durante los atentados no se encontraban civiles en las instalaciones, y los elementos que estaban de guardia desalojaron las oficinas policíacas, sin que se registraran personas lesionadas.

Hasta el momento, no se cuenta con información oficial de la SEDENA sobre estos acontecimientos de violencia, mismos que se vienen a sumar a eventos como la ejecución de dos elementos de transito en Linares, dos muertes violentas por la carretera a Galeana y la aparición de tres cuerpos mutilados frente a la plaza de Hualahuises.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...