martes, 1 de marzo de 2011

Sicarios muertos conducian camioneta robada


Juarez, NL.- La camioneta en la cual dos delincuentes fueron abatidos por el Ejército en el estacionamiento de un balneario en Juárez, Nuevo León, fue robada con violencia en el municipio de Guadalupe. El vehículo fue reportado a las instalaciones de la Agencia Estatal de Investigaciones, en diciembre del 2010 y por ello la Policía Ministerial trató de ubicarla.

La camioneta, una Toyota tipo FJ Crussier con placas SGE-36-46, fue interceptada por varios sujetos quienes con armas de alto poder obligaron al conductor a entregarles el vehículo. En ella, la madrugada del martes, dos desconocidos fueron perseguidos por el Grupo de Reacción (Ejército y Policías Estatales) sobre la carretera a San Roque.

Luego de perseguirlos por espacio de dos kilómetros, los delincuentes entraron al estacionamiento del balneario San Benito. Para ello tumbaron el portón de acceso y al tratar de llegar a la parte posterior del lugar, estrellaron la camioneta contra un árbol; el cual quedó encima de la camioneta.

Durante las pesquisas, los peritos revelaron que en el interior se encontraron siete cargadores para fusil de asalto AR-15, así como dos armas; los hoy occisos portaban chalecos antibalas y en ellos portaban otros cargadores. En el retrovisor de la camioneta, se localizó una estampa en color blanco con la imagen de la muerte.

Asimismo, en la puerta del lado del copiloto se apreciaron 15 impactos de bala y en un radio superior a los 10 metros, los detectives localizaron casquillos de bala calibre .223. Además en la parte posterior de la camioneta, quedaron dos orificios de bala. La camioneta quedó a una distancia de 70 metros de la barda perimetral posterior, por donde presuntamente los dos delincuentes intentaban darse a la fuga

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...