miércoles, 2 de marzo de 2011

Operan 7 carteles en el DF


Siete organizaciones criminales y una célula de pandilleros de Centroamérica operan en el Distrito Federal, corazón político y social del país. Un informe de la Policía Federal (PF), revela que los cárteles de La Familia Michoacana, Sinaloa, Los Zetas, Juárez, Golfo, Pacífico Sur, antes de los Beltrán Leyva; la organización de Édgar Valdez Villarreal (preso), así como una célula de los Mara Salvatruchas realizan actividades que van desde el secuestro, la extorsión, la trata de personas y la elaboración de drogas sintéticas, hasta el reclutamiento de nuevos integrantes.

Aunque autoridades del gobierno del Distrito Federal aseguran que la ciudad sólo es una zona de trasiego y narcomenudeo, el informe detalla que la sede de los tres poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) es usada por el narcotráfico como centro de operaciones.

Miguel Ángel Mancera, titular de la Procuraduría General de Justicia, ha dicho en distintas ocasiones que la ciudad sólo es afectada por el narcomenudeo y el trasiego, por lo que descarta la presencia del narcotráfico. “Yo vuelvo a reiterar, el narcomenudeo no es considerado como delincuencia organizada, y bueno, el combate tiene que seguir, no nos vamos a detener, la instrucción del jefe de Gobierno es estar trabajando todo el día”, dijo el 16 de febrero durante la entrega de reconocimientos a personal de la PGJDF.

Marcelo Ebrad, jefe de gobierno capitalino, al ser interrogado sobre la presencia de cárteles en la ciudad dijo que se tiene información sobre la distribución de droga, sin embargo, ha negado dar mayores datos por supuestas labores de inteligencia. “Ya tenemos mucha información y estamos dándole seguimiento a varias cosas que por razones de seguridad no las podemos dar a conocer”, dijo el mandatario local el 11 de febrero.

Consultado al respecto, el secretario de Seguridad Pública, Manuel Mondragón y Kalb, dijo que no es la dependencia a su cargo a quien le corresponde investigar sobre el narcotráfico en la capital. “Esto tendrían que preguntárselo a quien ve esta parte, y que es precisamente la PFP. Nosotros no tenemos información. Ellos son los que informan al respecto”, declaró.

Víctor Hugo Lobo, jefe delegacional de Gustavo A. Madero, una de las demarcaciones más afectadas por la violencia y el aumento del narcomenudeo en la capital, afirmó que no se tiene detectada la presencia de ningún cártel, por lo que la delegación se encuentra bajo control.

“No, no tenemos cárteles, a ninguno, no tenemos comandos, no tenemos la angustia de que sepamos que hay algún levantón, todo es simplemente jóvenes que andan en motocicletas, jóvenes que andan con sobres y papeles”, dijo el delegado al termino de su comparecencia en la Asamblea del Distrito Federal.

Sin embargo, según la Policía Federal, los cárteles o agrupaciones que lideran Joaquín Guzmán Loera, El Chapo Guzmán, (cártel de Sinaloa); Heriberto Lazcano Lazcano, El Lazca, (cártel de Los Zetas); Héctor Beltrán Leyva, El H, (cártel de los Beltrán Leyva); Vicente Carrillo Fuentes, El Viceroy, (cártel de Juárez); Jorge Eduardo Costilla Sánchez, El Cos, (cártel del Golfo); y Jesús Méndez Vargas, El Chango, (La Familia Michoacana) buscados por la Procuraduría General de la República (PGR) y una célula de los Mara Salvatruchas operan en las 16 delegaciones del DF.

En tanto que la organización que comanda Édgar Valdez Villareal, La Barbie, detenido el 30 de agosto de 2010 en Lerma, Estado de México, sólo tiene presencia en Tlalpan. El informe de la PF sobre la operación de los cárteles en el DF fue entregado como resultado de una solicitud ciudadana de acceso a la información.

Entre las actividades que, según la PF, realizan los cárteles y agrupaciones criminales, se encuentran la extorsión, fabricación de drogas sintéticas, tráfico de drogas, cobro de derecho de piso, trata de personas, reclutamiento, robo a transportistas, narcomenudeo, trasiego de drogas y homicidios. La organización con menos operación en la capital es la de Valdez Villareal, La Barbie.
El investigador y profesor del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), Martín Barrón Cruz, dijo en entrevista que la ciudad de México enfrenta la realidad que registró Sinaloa durante la década de los 70.

“Desde el punto de vista familiar, en Sinaloa esto comenzó a pasar en los 70 o los 80. En los 70 Sinaloa cambió su mercado a Jalisco y en Jalisco fue lo que comenzó a surgir ¿por qué? Porque les permitía invertir, lo mismo sucede hoy con el cártel del Golfo ¿a dónde invertir? En Monterrey. Eso habla de que —el Distrito Federal— es un mercado floreciente, boyante”.

El investigador explicó que la capital además de ser un mercado muy atractivo para comercializar la droga, por el número de su población, es un paraíso financiero por la falta de control y vigilancia en la fiscalización. “Actualmente qué es lo que buscan: el lavado de dinero. Hay varias cosas, uno es el mercado más grande de adictos, dos, cuál es la puerta de salida de las drogas más rápido en México: el aeropuerto de la ciudad de México, por eso el aeropuerto es un punto neurálgico de llegada y salida de droga a EU.

“La ciudad de México te permite un sinnúmero de posibilidades, cuántos hoteles de paso han surgido en Tlalpan, quiénes son los dueños, quiénes los administran, expendios de alcohol, cuántas casas de bolsa operan, cuántas casas de cambio operan, cuántas constructoras operan, clínicas de salud y por qué clínicas, por cuestiones de índole familiar, en la década de los 70 se comenzó a notar, en Culiacán, como crecían las mueblerías, los hospitales, joyerías, escuelas, centros nocturnos, clínicas, e inclusive las clínicas privadas eran más baratas que la Secretaría de Salud”.

El especialista, dijo que la presencia de los cárteles en la capital mexicana es el reflejo de la falta de programas y estrategias adecuadas en materia de investigación y prevención del delito por parte de las autoridades. “Esta labor de prevención es muy relativa, hacer un programa de prevención implicaría que tendrías que hacer un análisis muy detallado. En México, desafortunadamente los análisis criminológicos no existen.

“Ese examen criminológico te permite hacer una política criminal, es decir, ya sé lo que esta pasando aquí, ahora lo tengo que atacar de cierta forma” aseguró el especialista.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...