miércoles, 16 de marzo de 2011

Masacran a testigos del asesinato de Marisela Escobedo en Juarez


Testigos del asesinato de la activista Marisela Escobedo, madre de la también victimada Rubí Marisol Frayre, fueron asesinados ayer por la noche, luego de que un comando armado ingresara a su domicilio en la colonia Plutarco Elías Calles.

Los hechos se registraron en una vivienda en calle Isla Tiburón; uno de los victimados, de 18 años de edad fue identificado como Juan Ernesto Maciel quien estaba por declarar en una sala de justicia como testigo del homicidio de Marisela Escobedo madre de Rubí Marisol Frayre, quien también fue asesinada.

El comando armado mató también a una pareja que se encontraba en el domicilio y le perdonó la vida a dos menores de tres y un año de edad.  Las otras dos víctimas fueron identificadas como Manuel Dámaso Maciel García, de 45 años y María Maciel García, de 35 años.

El homicidio fue inmediatamente vinculado con la ejecución de Marisela Escobedo, quien perdiera la vida a finales del 2010 frente a la entrada principal del palacio de gobierno, en la ciudad de Chihuahua. Las personas asesinadas eran testigos de los hechos ya que estaban en la plaza Hidalgo de la Ciudad de Chihuahua el día en que fue ejecutada la maestra Escobedo.

La información fue dada a conocer por familiares de las personas que fueron privadas de la vida en el interior del domicilio. En los primeros datos que se dieron a conocer se estableció que entre las víctimas se encontraban doña Cirila y un hombre al que identificaban como El Macho, ambos de entre 40 y 45 años de edad; más tarde, la información empezó a fluir y se manejaron los datos verídicos de las identidades.

En los mismos primeros informes que empezaron a ventilarse dijeron que la señora era conocida porque vendía comida preparada en un tianguis cercano al lugar del homicidio. El joven de 18 años de edad era hijo de la mujer asesinada y le ayudaba a su progenitora en la venta de la comida.

Al hombre que le decían "El Macho", era hermano de la señora victimada, y los acribillaron en el interior de su vivienda. Los menores de edad que se encontraban en la escena del crimen fueron era una niña de 3 años de edad y una recién nacida, a quienes la pareja cuidaba y a los que los sicarios perdonaron la vida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...