viernes, 4 de marzo de 2011

Jefa policial deja cargo en Chihuahua y huye a EU


Bautizada como "la mujer más valiente de México", Marisol Valles García, enfrenta una de las más importantes decisiones de su vida: Seguir a cargo de la policía municipal de Práxedis G. Guerrero, en Chihuahua o salir del país ante la ola de amenazas que ha enfrentado del crimen organizado.

A bien no se ha confirmado que esté en trámite de solicitud de asilo ante el gobierno de Estados Unidos, aunque por ahora se mantiene bajo una licencia para atender una dolencia física de uno de sus hijos.  De acuerdo con información del secretario del ayuntamiento de Práxedis, Andrés Arreola, Marisol Valles sólo pidió licencia de unos días para cruzar al vecino país y atender a su hijo por un problema en las vías respiratorias. Otras voces aseguran que la joven acudió a pedir asilo político tras sufrir varias amenazas.

La fama de Marisol Valles, de sólo 20 años, ya es conocida en todo el mundo, por su arrojo, temple y valentía al asumir uno de los cargos de mayor riesgo, ser directora de la Policía de Práxedis G. Guerrero.

Sobre ella se ha escrito mucho. Páginas completas se han dedicado a este personaje que ya es un icono del valor en México. Publicaciones como la prestigiosa revista Newyorker y el diario The New York Times en Estados Unidos, o periódicos como El País de España y The Telegraph en Inglaterra, le han dedicado importantes espacios.

La joven Marisol Valles García, de 20 años, casada y estudiante de criminología, asumió en octubre bajo un clima de miedo la jefatura de la policía del municipio Praxedis G. Guerrero, en Chihuahua, ubicado en una de la regiones más violentas de México. Ayer, diversos medios de comunicación de Ciudad Juárez explicaron que familiares de la funcionaria confirmaron que ésta salió de México escapando del crimen organizado.

En contraparte, Andrés Arreola informó que la joven funcionaria sólo pidió una licencia por unos días y que el próximo lunes se reincorporaría a sus labores. Rechazó la versión acerca de que Valles García haya solicitado asilo en Estados Unidos al temer por su vida y la de su familia, debido a sus funciones como directiva de una corporación policiaca.

Marisol Valles García, de 20 años de edad, casada, con un hijo y estudiante de criminología, asumió bajo un clima de creciente inseguridad la jefatura de la policía del municipio Práxedis G. Guerrero el 20 de octubre de 2010. Su nombramiento fue un suceso mediático que trascendió alrededor del mundo, al grado que periodistas de países como Alemania, Francia e Inglaterra viajaron al municipio de Práxedis para entrevistarla y conocer su historia.

Fue tanto el asedio que para lograr un charla breve los reporteros tenían que apuntarse en una lista de espera y aguardar entre dos y tres semanas para ser atendidos.  "Aquí toda la gente tiene miedo, todos tenemos miedo, vamos a cambiar ese miedo por seguridad", declaró la joven en aquellas fechas tras su nombramiento al frente del cuerpo de seguridad de la zona más violenta del norte del país.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...