martes, 29 de marzo de 2011

"El Chumil" iba a matar al general Villa


El general Carlos Bibiano Villa sí estaba en el objetivo de una presunta célula de "Zetas" en Quintana Roo, que tenía la consigna de asesinarlo tan pronto tomara posesión de la Secretaría de Seguridad Pública el 5 de abril próximo.

La información forma parte de la declaración ministerial de Víctor Manuel Delgado Medrano, alias "El Chumil", quien la semana pasada fue detenido junto con otras siete personas en un operativo del Ejército de la Policía Judicial, para rescatar a una taxista que secuestraron.

En el operativo se descubrió que formaban parte de una banda que había ejecutado a 17 personas, entre ellas a un descuertizado sobre el que dejaron amenazas contra el Gral. Villa. La declaración de "El Chumil" fue leída ayer en el juzgado primero penal. Víctor Manuel Delgado Medrano es considerado como el jefe de la célula de "Zetas que opera en Quintana Roo.

Luego de que consignado a ese juzgado el fin de semana pasado, junto con tres de sus colaboradores más cercanos, éste se presentó la tarde de ayer a la rejilla de prácticas para rendir su declaración preparatoria por el delito de secuestro. En la rejilla de prácticas se reservó el derecho a declarar y pidió ampliar el plazo para que le definan su situación legal.

Delgado Medrano, Jesús Omar Campos Hernández, Ramses Fernando Arreola Sánchez, y José Salvador Rainaga Zúñiga, fueron presentados uno a uno ante los estrados del juzgado a realizar dicha diligencia.Durante su comparecencia, "El Chumil", escuchó de voz de secretario de acuerdos del recito legal, su declaración ministerial, misma que negó y se reservó su derecho a declarar, solicitando por medio de su representante de oficio la ampliación del término constitucional.

Destacable en esta parte, es que dentro de su supuesta confesión ante el Ministerio Público, es que su organización pagaba un total de 80 sobres para protección a la Policía Judicial, dos de ellos con 15 mil pesos, ocho con siete mil quinientos para comandantes y el resto de a seis mil para la tropa.

También pagaban otro tanto a policías Municipales.Dichas cantidades de dinero, eran entregadas a un elemento en la gasolinera de Leona Vicario, a un elemento al que le dicen "El Primo". Todas estas afirmaciones fueron negadas por los indiciados, quienes se negaron a aportar algo más a la causa penal y solicitaron ampliación del término constitucional. Durante la diligencia, los acusados escucharon también las acusaciones y declaraciones de su víctima de secuestro, Dora Aidé Trujillo, quien señaló que ellos solicitaron 10 millones de pesos a su familia por entregárselas viva.

La mujer dejó saber en sus declaraciones, que apenas lograron conseguir 420 mil pesos y entregárselos en un área verde que se encuentra a un costado de la clínica de la región 510, sin embargo no les parecía suficiente.Asimismo dijo que sus captores le pedían nombres de otros socios del sindicato que estén acaudalados para también secuestrarlos.

La lectura de las acusaciones y las supuestas confesiones de los cuatro detenidos, duró poco más de tres horas y media, por lo que fue hasta cerca de las cinco y media de la tarde, cuando terminaron las diligencias.Como se sabe Víctor Emmanuel Delgado Medrano, Jesús Omar Campos Hernández, Ramses Fernando Arreola Sánchez, y José Salvador Rainaga Zúñiga, fueron detenidos el jueves 24 de marzo, mediante un certero operativo comandado por el Ejército Mexicano, en varios domicilios de la ciudad.

Ellos, junto con la víctima de secuestro, Dora Aidé Trujillo, fueron asegurados en la casa principal de seguridad que utilizaba esta organización, la cual está ubicada en la calle Tixcacal, con Libélula, en la región.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...