jueves, 10 de marzo de 2011

Carteles amenazan a policias de EU


Los cárteles del narcotráfico de México cruzaron la frontera de Estados Unidos para atacar y amenazar a agentes de la policía, de la Patrulla Fronteriza y sheriffs como resultado de operaciones que se realizan contra esas organizaciones para evitar que ingresen droga a ese país. Y por ello, autoridades estatales han pedido el aumento de ayuda del gobierno estadounidense, incluyendo el aumento de miembros de la Guardia Nacional, indica información del Departamento de Seguridad Interna, de la Patrulla Fronteriza y asociaciones de agentes de la ley estadounidenses.

Desde febrero de 2010 los cárteles están ofreciendo recompensas por las cabezas de sheriffs que han participado en decomisos de droga dentro de territorio estadounidense, además de incluir los nombres de diversos agentes en una lista negra, especialmente los del corredor Tucson en Arizona, una zona en la que los cárteles han concentrado parte de sus operaciones de tráfico de droga y de ilegales, a los que usan para distraer a la Patrulla Fronteriza y a la Guardia Nacional, se señala en la información proporcionada a un medio de comunicación nacional por sheriffs de Arizona, Texas, y Nuevo México así como del Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos.

La Patrulla Fronteriza detalla que la violencia de los cárteles ya cruzó la frontera y tienen registros de ataques que han sufrido miembros de su corporación por parte de narcotraficantes mexicanos, algunos de los cuales incluso ya viven en Estados Unidos de manera ilegal y sólo algunos han sido detenidos estando actualmente bajo proceso legal en cortes estadounidenses.

Paul Babeu, sheriff del Condado de Pinal, en Arizona, indicó que los cárteles mexicanos han atacado a sus policías como resultado de la vigilancia que se está aplicando en su jurisdicción.  Desde abril de 2010 el sheriff y sus colegas informaron al gobierno federal de la presencia y operación de sicarios de los cárteles mexicanos protegiendo cargamentos de droga que cruzan Estados Unidos, y también de ataques de los que han sido objeto sus agentes.

“Esto no lo vamos a tolerar en el territorio de Estados Unidos, no vamos a permitir que vengan. Existe la percepción de que la violencia de México se está expandiendo, lo cual implica que las cosas se pondrán peor en la guerra contra los cárteles mexicanos”, condenó el sheriff estadounidense.

Zonas de narcotráfico

Al respecto, señaló que algunos de los sicarios han sido identificados como miembros del cártel de Joaquín, El Chapo, Guzmán, por lo que está alertando en las carreteras para que tomen sus precauciones debido a que son “zonas de actividad del narcotráfico”.  En junio de 2010, los cárteles mexicanos amenazaron a policías de Nogales, Arizona, por decomisos de mariguana, y en los primeros meses de 2011 las amenazas aumentaron como resultado de otros decomisos, informó Jeffrey Kirkham, jefe de policía en Nogales.

Como resultado de ello, Kirkham ha pedido a sus oficiales que, aún estando fuera de servicio, permanezcan armados, eviten el desierto y siempre tengan equipos de comunicación.  El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos y la Patrulla Fronteriza han estado enviando agentes a la zona para apoyarlos.

A través de memorándums, el Departamento de Seguridad Interna ha estado advirtiendo a su personal, incluyendo la Patrulla Fronteriza, sobre las áreas en las que los cárteles mexicanos han realizado ataques o han enviado amenazas contra agentes estadounidenses, algunos incluso por correos electrónicos o internet.

Los cárteles mexicanos, de acuerdo con sheriffs de estados fronterizos, han recibido las amenazas de esos grupos que además les han informado del precio que han ofrecido por sus cabezas con montos que van desde 10 mil a 500 mil dólares para quienes los asesinen por ser sus “enemigos”.

En julio de 2010 el cártel de Sinaloa ofreció, a través de mensajes de texto y de voz a celulares estadounidenses, una recompensa de un millón de dólares por la cabeza de Joe Arpaio, sheriff de Maricopa, Arizona, así como 10 mil dólares para aquellos que se unieran a ese cártel para operar en Estados Unidos.

Lisa Allen, de la oficina de Arpaio, explicó que el mensaje que enviaron los cárteles era en español y se envió desde teléfonos ubicados en México.  Para la Patrulla Fronteriza el tráfico de ilegales ya no es el mayor problema que enfrentan como corporación, sino el uso de ilegales por parte de los cárteles para cruzar droga o atacarlos, lo que ha provocado un aumento de amenazas y ataques contra ellos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...