viernes, 4 de febrero de 2011

Tres Generales han sido ejecutados en este sexenio


Con la muerte del general de brigada Manuel Farfán Carriola, ocurrido ayer en Tamaulipas, suman tres los generales asesinados en el presente sexenio --el primero en Nuevo León y el segundo en Quintana Roo--, crímenes cometidos por Los Zetas.

Son dos generales de brigada y uno de división, retirados del servicio activo del Ejército, y en todos los casos fueron ultimados cuando desempeñaban labores de seguridad pública. La PGR inició una averiguación previa por el asesinato del secretario de Protección y Seguridad Pública de Nuevo Laredo, Tamaulipas, el general de brigada diplomado de Estado Mayor en retiro Manuel Farfán y dos personas más.

La muerte de Farfán Carreola, ocurrió la noche del pasado miércoles en una plaza que está bajo control de Los Zetas. Manuel Farfán tenía apenas 32 días de haber asumido el cargo de secretario y su homicidio ocurrió a unas cuadras de sus oficinas.

El gobierno del estado expresó su condena enérgica a la manifestación de violencia en que fueron privados de la vida el general y sus dos acompañantes. En tanto, la Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas se comprometió a esclarecer el crimen del general en retiro y sus dos colaboradores.

El titular de la dependencia, general Ubaldo Ayala, se reunió con Benjamín Galván y Fernando Miranda, alcalde y secretario, respectivamente, de Nuevo Laredo e informó que la PGJE y la PGR realizarán las investigaciones.

En Quintana Roo

El 3 de febrero de 2009, el general de brigada Mauro Enrique Tello Quiñones, quien asumiría el cargo de secretario de Seguridad Pública del municipio Benito Juárez (Cancún), Quintana Roo, fue torturado y luego ejecutado en esa entidad. Fue el primer caso en que un militar divisioario es asesinado por miembros del crimen organizado.

Junto con el general también fueron torturados y asesinados el teniente de infantería Gertulio César Román Zúñiga, escolta del alcalde perredista Gregorio Sánchez Martínez, y el sobrino del edil, Juan Ramírez Sánchez.

En Nuevo León

La noche del 4 de noviembre de 2009, fue acribillado el secretario de Seguridad Pública y Vialidad del municipio de García, Nuevo León, el general brigadier retirado Juan Arturo Esparza García, junto con sus cuatro escoltas.

El militar de 63 años de edad, quien apenas había sido nombrado para ese puesto el 1 de noviembre, fue ultimado cuando se dirigía junto con sus escoltas a la casa del alcalde Jaime Rodríguez, tras una llamada de auxilio ante la presencia de hombres armados.

Vulnerables

En noviembre de 2009, Javier Oliva, experto en Fuerzas Armadas, declaró al periódico Reforma: "Los mandos militares retirados que dirigen o colaboran en secretarías de seguridad pública estatales o municipales se vuelven más vulnerables al no contar ya con la protección de sus tropas"
"Los narcotraficantes pueden desafiar a los militares en situación de retiro, no hay distingos para ellos, antes había cierta precaución a personal militar en situación de retiro, pero el narcotráfico no tiene ningún miramiento contra la autoridad civil", agregó. (SIPSE)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...