martes, 1 de febrero de 2011

Nuevamente marchan a favor de la "Familia Michoacana"


El crimen organizado en Michoacán nuevamente recurre a estrategias mediáticas para intentar confundir a los michoacanos, pretendiendo esconder sus actos criminales al autodenominarse como una organización justiciera.

Durante la semana pasada, el cártel de La Familia Michoacana fue capaz de colocar mantas y distribuir panfletos en diversos puntos del estado, en los que informaba su supuesta disolución. Desafortunadamente las policías Estatal, Federal y municipales no fueron capaces de detener a los autores de las misivas, es decir, nadie los vio o no los quisieron ver.

En las misivas La Familia Michoacana anunció su disolución, mensaje que ningún michoacano debió creer, toda vez que la ambición de los narcotraficantes no podría evitar que continuaran con el tráfico de drogas para obtener jugosas ganancias.

Es decir, la organización criminal no sería capaz de dejar de cobrar piso, mucho menos de extorsionar o ejecutar a sus rivales, menos de dejar de mandar toneladas de cocaína, crystal y mariguana al vecino país del norte. Sin embargo, a 24 horas de ese engaño, el cártel michoacano organizó diversas marchas “por la paz” en distintos municipios de Michoacán, aunque todo mundo se percató que llevaban la mano de la delincuencia organizada. Otro engaño, pues.

En algunos casos los manifestantes portaban veladoras y cartulinas, y playeras en apoyo al cártel michoacano, en específico a Nazario Moreno González, alias El Chayo, principal líder de esa organización, a quien autoridades han calificado como muerto, pero aún no se presentan pruebas fehacientes de la caída del capo.

Autoridades estatales y federales afirmaron que las movilizaciones forman parte de una estrategia mediática que utiliza La Familia Michoacana en contra de los cuerpos de seguridad federales. Movimientos con tintes del crimen organizado ya se habían registrado en Michoacán, pues el 13 de febrero del 2008, Rafael Cedeño Hernández organizó una marcha contra el Ejército Mexicano en Morelia, negando en esa ocasión que el movimiento fuera auspiciado por La Familia Michoacana.

Sin embargo, en abril del 2009 fue detenido por la Policía Federal al ser identificado como el jefe de plaza en Morelia. Él aceptó su participación en la organización criminal. Finalmente, es preciso señalar que el cártel michoacano ha continuado con su estrategia mediática, por lo que los ciudadanos deben analizar cada movimiento para evitar ser utilizados, incluso como carne de cañón, por el crimen organizado. (Cambio de Michoacan)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...