jueves, 10 de febrero de 2011

Lanzagranadas y granadas de mano usadas por el narco provienen de Asia


Muchas de las armas que utilizan los cárteles mexicanos, sobre todo las granadas y otros artefactos explosivos, proceden de países asiáticos y no de Estados Unidos, aseguró este jueves la firma de inteligencia Stratfor. En un extenso artículo, la consultora precisó que las granadas de fragmentación, muy utilizadas por los narcotraficantes mexicanos en sus ataques a las corporaciones de seguridad, son de origen coreano y que las granadas propulsadas por cohetes, algunos rifles de asalto y ametralladoras ligeras, tiene su origen en China.

"La mayoría de los artefactos militares utilizadas por los cárteles mexicanos proviene de otras fuentes del mercado internacional de armas (cada vez más de China a través de las mismas redes que suministran los precursores químicos para la fabricación de estupefacientes)", expuso. También, añadió, algunas de esas armas, que no están disponibles a la venta a civiles en los Estados Unidos, las comercializan en México integrantes corruptos de las fuerzas armadas o bien desertores de las mismas.

Otra fuente de abastecimiento, precisó, se da a través de Centroamérica y Sudamérica, sobre todo de la primer región, en donde existe un gran número de armas que fueron obtenidas durante los periodos de conflictos armados que se registraron hace unas décadas. "Los cárteles mexicanos tienen contactos y cadenas de suministro que les ayudan a mover los narcóticos a México desde América del Sur y que son capaces de utilizar esa misma red para obtener armas en el mercado negro en América del Sur y Central y luego pasarlas de contrabando a México", apuntó.

"Si bien hay muchas armas en esta categoría que fueron hechas en los Estados Unidos, la gran mayoría de las armas de fabricación estadounidense de este tercer tipo se encuentran en México -como los cohetes LAW y ametralladoras M60- llegan a México procedentes de terceros países y no directamente de los Estados Unidos". Stratfor manifestó que el achacar a Estados Unidos el origen de la mayor parte de las armas que usan los narcotraficantes mexicanos, es más "retórica" que hechos comprobables.

El origen de la estimación de que el 90 por ciento de las armas aseguradas en México provienen de Estados Unidos, explicó, es un informe que se rindió al Congreso por parte de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental (GAO) en el cual se expuso que el 87 por ciento de las armas que fueron rastreadas provenían de ese país, pero el número de armas rastreadas es mucho menor a las aseguradas en total.

El informe de la GAO estableció que en 2008 las autoridades mexicanas aseguraron alrededor de 30 mil armas y de ellas envió información de 7 mil 200 (el 24 por ciento) a la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF). De esas 7 mil 200 armas, sólo unas 4 mil pudieron ser rastreadas y de ella, 3 mil 480 (87 por ciento) se demostró que procedían de Estados Unidos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...