jueves, 24 de febrero de 2011

EU lanza una caceria de narcos en su territorio


Las autoridades policiales de Estados Unidos arrestaron a un centenar de personas al iniciar el jueves redadas a nivel nacional de supuestos miembros de los cárteles mexicanos de la droga, en respuesta a la muerte de un agente estadounidense en México la semana pasada.

''Enviamos un mensaje a los cárteles, de que no toleraremos el asesinato de un agente estadounidense o ningún funcionario estadounidense'', dijo Carl Pike, titular adjunto de la división de operaciones especiales de la agencia antidrogas DEA.

Pike dijo que la redada nacional, iniciada el miércoles y que se prolongaría hasta el viernes, apunta a presuntos delincuentes vinculados con cualquier cartel mexicano en un intento por desbaratar el narcotráfico en Estados Unidos.

Para el jueves por la mañana, los agentes en Atlanta, San Luis, Denver, Detroit, San Antonio, San Diego, Chicago y Nueva Jersey se habían incautado de 4.5 millones de dólares en efectivo y una veintena de armas, arrestado a un centenar de personas y confiscado unos 12 kilos de metanfetamina, 107 de cocaína, 2.5 de heroína y 150 de marihuana en unos 150 lugares distintos.

Jaime Zapata, agente del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) , fue asesinado y su colega Víctor Avila fue herido en México el 15 de febrero cuando la camioneta Chevrolet Suburban en la que viajaban fue obligada a salir del camino por dos vehículos en que iban hombres armados.

Los agentes se identificaron como diplomáticos estadounidenses momentos antes de que les dispararan, dijeron las autoridades. Las autoridades mexicanas han arrestado a una persona en relación con el ataque, atribuido a la pandilla de sicarios Los Zetas, entre cuyos miembros hay ex soldados de las fuerzas especiales.

''Vamos a desbaratar la distribución de narcóticos en Estados Unidos, cualquiera que sea el cartel al cual están adheridos'', dijo Pike. ''Sería inútil enviar un mensaje a un cartel cuando todos son igualmente culpables''.  Pike dijo que las redadas eran una respuesta directa al asesinato de Zapata, pero la mayoría de los sospechosos ya eran blancos de otras investigaciones.

''La gente hizo muchos sacrificios'' para realizar estas redadas, dijo Pike. ''Es importante como homenaje a la memoria del agente muerto, pero además la situación nos obliga. Si no devolvemos el golpe, algún miembro de un cartel de 18 años se dirá "cmo no hicieron nada, cualquier ciudadano estadounidense es un blanco válido'''.

Agentes de la ley y políticos mexicanos son blancos habituales de los carteles mexicanos, que hasta el momento habían evitado atacar a agentes estadounidenses.

El año pasado, una empleada del consulado estadounidense y su esposo, un guardia penitenciario de Texas, fueron asesinados al regresar de una fiesta en Ciudad Juárez a El Paso, pero Zapata es la víctima estadounidense de mayor grado desde el secuestro y asesinato del agente de la DEA Enrique ''Kiki'' Camarena en 1985.

Esta semana, el presidente mexicano Felipe Calderón se quejó de la ''insuficiente'' ayuda estadounidense en la lucha contra los carteles.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...