miércoles, 9 de febrero de 2011

"El Yair", autor de 21 ejecucuciones y lanzar granadas al penal de Topo Chico


Yair Pérez López, jefe de un cártel de la delincuencia organizada capturado en Cadereyta, Nuevo León, por la Policía Federal, confesó ante la Subprocuraduría contra la Delincuencia Organizada (Siedo) al menos 21 asesinatos. Entre ellos el de "La Pelirroja" y otros miembros de carteles rivales, así como siete ataques con granadas al penal de Topo Chico y otros atentados contra delegaciones y retenes policiacos, informaron hoy autoridades.

"El pasado sábado fue detenida una banda que era encabezada por Yair Pérez López", dijo en conferencia de prensa Jorge Domene, portavoz del consejo de seguridad de Nuevo León.  Pérez López fue capturado en un operativo de la Policía Federal en la colonia Bosques del Contry , junto con 14 personas más, e identificados por las autoridades como miembros de cártel de Golfo.

Días después fueron trasladado a las instalaciones de la Siedo en donde "ha confesado, junto con alguno de sus integrantes de la banda, más de 21 homicidios, de los cuales se derivan de muchos de los actos de violencia que el estado ha venido recibiendo desde el pasado mes de octubre", informó Domene.

Entre los asesinatos que confesó están el crimen de Julio César Guzmán Valdez, entrenador de la AFAIM, que quedó en medio de un atentado contra policías del municipio de San Nicolás. Además, las ejecuciones de una serie de policías como el caso de Ericka Ledesma Ruiz, policía municipal de Allende.

"Un tercer caso generado el 30 de diciembre en donde tres personas fallecen, dos policías y un doctor que fue el ataque cometido en la Estación Poniente de la Policía Regia", agregó Domene. El 31 de diciembre amaneció estrangulada en un puente peatonal de Monterrey, Elizabeth Muñiz Támez, La Pelirroja, quien había sido secuestrada días antes cuando fue sacada del penal del Topo Chico. En la espalda de la mujer fue escrito el nombre de "Yair".

También el 19 de enero, se cometió el crimen de los dos policías del municipio de Guadalupe, que fueron acribillados en su patrulla, en la calle Benito Juárez.  El día 26 de enero, comete otro crimen más, en donde fueron acribillados dentro de su patrulla dos agentes de tránsitos de Apodaca, en la Avenida Miguel Alemán.

Además de las ejecuciones, el líder de la banda capturada en la colonia Bosques del Contry confesó una serie de atentados con artefactos explosivos.  "Confesó haber ordenado el lanzamiento de dos granadas al cuartel de la Zona Norte de Seguridad Pública del estado el día 11 de enero", precisó el portavoz.

Otra acción fue contra el Penal del Topo Chico, el día 17 de enero; además de la explosión de un artefacto explosivo de un vehículo Chevy Monza, en el estacionamiento del Cuartel Zona Norte, el día 20 de enero.
El cártel de Golfo mantiene desde marzo una "guerra" contra sus antiguos aliados, los Zetas, disputa que el año pasado provocó más de 650 crímenes violentos y en el mes de enero dejó 118 asesinatos, un record histórico para Nuevo León. (El Imparcial)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...