jueves, 24 de febrero de 2011

Balacera en Cadereyta deja 4 sicarios muertos


Nuevos enfrentamientos entre elementos del Ejército Mexicano e integrantes de la delincuencia organizada se registraron la madrugada del jueves en Cadereyta, Nuevo León. En dos balaceras derivadas de un mismo operativo, las autoridades federales abatieron a cuatro delincuentes, liberaron a dos personas secuestradas y aseguraron tres camionetas, así como diverso armamento.

El primero de los hechos fue reportado alrededor de las 00:00 horas de este jueves, sobre el camino al ejido El Refugio, unos 200 metros al oriente de la carretera a Allende, a la altura del kilómetro 10. Por esa área los oficiales de la Séptima Zona Militar realizaban diversos patrullajes, ante los constantes reportes ciudadanos acerca de sujetos armados rondando el sector.

Al avanzar hacia el ejido El Refugio los militares se encontraron de frente con un convoy compuesto por cinco o seis camionetas, y cuyos ocupantes portaban armas de alto poder. Los desconocidos hicieron caso omiso a la orden de detenerse y, por el contrario, comenzaron a disparar contra los representantes de la autoridad. En esos momentos se inició una balacera entre los soldados y los ocupantes de una camioneta Suburban de reciente modelo, color arena.

Al mismo tiempo los otros delincuentes se dieron a la fuga pero fueron perseguidos en caminos y brechas por otro grupo militar. En el primero de los casos perdieron la vida tres hombres, mientras que otros dos, que estaban privados de la libertad, esposados y vendados, fueron rescatados sanos y salvos. Informes oficiales señalaron que las víctimas del secuestro son padre e hijo, cuyos nombres y actividades no fueron revelados por cuestiones de seguridad.

La unidad tipo Suburban recibió decenas de disparos, mientras en su interior quedaron los cuerpos de los tres pistoleros, cuyas edades fueron calculadas en aproximadamente 30 años. En el lugar la autoridad aseguró dos fusiles tipo AK-47 (“cuerno de chivo”) y un AR-15, así como decenas de cartuchos y cargadores de diversos calibres. La persecución del resto de los delincuentes se prolongó por más de 10 kilómetros, hasta los alrededores de la hacienda Florida, perteneciente al ejido El Palmito.

Cerca de las 01:00horas, se reportó que en el mencionado sitio fue abatido uno de los pistoleros, mientras que varios de sus cómplices lograron escapar entre el monte. En el punto, ubicado 15 kilómetros al oriente de la carretera a Allende, y a unos 30 de la cabecera de Cadereyta, se aseguraron tres camionetas de modelo reciente. Personal de la Dirección de Servicios Periciales de la Procuraduría del Justicia del Estado recabó diversas evidencias, mientras el Ministerio Público dio fe de los hechos.


Los cuerpos de los cuatro desconocidos fueron llevados al anfiteatro del Servicio Médico Forense en el hospital Universitario, para la realización de los respectivos estudios periciales, en espera de que sean identificados legalmente.










Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...