viernes, 11 de febrero de 2011

Acribillan a 8 en un bar de Cd Juarez; 7 eran mujeres


Una nueva masacre se presentó en Ciudad Juárez, tras ingresar un comando armado al interior de un bar y asesinar a 7 mujeres (entre las que destaca la esposa del propietario), un varón y dejar a otras dos féminas severamente lesionadas, esto en la zona suroriente de la ciudad.  La negociación se encuentra ubicada en el cruce de las avenidas De Las Torres y José Reyes Estrada, de nombre "Las Torres", donde pasadas las 20:20 horas se suscitó el hecho sangriento.

De acuerdo a las primeras indagatorias, un grupo de varios sujetos fuertemente armado, arribó al lugar y tras ingresar intempestivamente, comenzó a disparar en contra de las personas presentes, la mayoría del sexo femenino, ya que se trata de una "barra", como coloquialmente se le conoce a ese tipo de lugares. Los sicarios acabaron en pocos minutos con la vida de seis mujeres y un varón, y dejaron otras dos féminas lesionadas, las cuales fueron llevadas de inmediato a recibir atención médica bajo un operativo de resguardo policiaco.

Por motivos de seguridad, la autoridad omitió los nombres de los nosocomios a donde fueron llevadas las sobrevivientes, quienes hasta el cierre de esta edición se mantenían estables pero en estado delicado. Se cree a través de las primeras investigaciones policiacas, que las personas victimadas, en su totalidad, se empleaban en el bar denominado "Las Torres", entre las occisas, se dijo de manera no oficial, que se encontraba la esposa del propietario del lugar, de nombre Anabel Medina de 31 años de edad.

De quien cabe destacar, se dijo extraoficialmente, vestía al momento de la tragedia, una bata con la insignia del ISSSTE, en donde supuestamente se desempeñaba como trabajadora social. El hecho violento, provocó que prácticamente todas las corporaciones de la ciudad se concentraran en el lugar, donde acudieron de igual forma varios jefes policiacos, entre los que destacan el jefe de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, coronel Laurencio Rodríguez Contreras, al igual que el primer comandante de la Fiscalía General de Justicia del Estado Zona Norte, de apellido Rocha.

El paso vehicular y peatonal de dicho cruce donde ocurrió la masacre, quedó totalmente bloqueado por decenas de patrullas de diversas corporaciones. Familiares de las infortunadas mujeres comenzaban a llegar al lugar tras ser informados de los hechos. Agentes federales al interrogar al encargado del bar, le ordenaron a éste acompañarlos a las instalaciones de la corporación, para cuestionarlo de una manera más conveniente, a lo que se negó, y entre empujones y gritos, fue arrestado y subido a la fuerza a una unidad blindada.

De igual forma, otra persona, de quien se dice pudiera ser un empleado de la negociación o familiar de una víctima, fue detenido por agentes federales al arribar a la escena del crimen en una lujosa unidad marca Dodge de la línea Durango y traer su ropa manchada de sangre. Personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado Zona Norte, tuvo la necesidad de utilizar varias unidades del Servicio Médico Forense (Semefo) por la cantidad de cadáveres, mismos que fueron llevados al Laboratorio de Criminología Forense para la necropsia de ley correspondiente.

Agentes estatales aseguraron varios vehículos propiedad de las mujeres victimadas, los cuales también fueron trasladados a las instalaciones de la Fiscalía para formar parte de la(s) indagatoria(s) en el caso. Una versión no oficializada, fue en torno a que el ataque se había presentado por no hacer el pago de una cuota superior a los 100 mil pesos, que días antes, habían solicitado un grupo de sujetos. Será en las próximas horas, que la autoridad aclare las versiones y la forma en cómo se dieron los hechos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...