viernes, 21 de enero de 2011

Relata sicario sus ejecuciones


Cancún.- En la confesión ante el Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) de Julio César Natarén Flores, alias "El Flaco" o "El Búho", quien era uno de los brazos derechos del líder de "Los Zetas" en Cancún, Bernardo González Castillo, alias "El Memín", abatido por las ráfagas de la Policía Judicial del Estado (PJE) el pasado martes, menciona con lujo de detalle cómo llevaron a cabo las ejecuciones de al menos once personas. La declaración ministerial a la cual tuvo acceso Novedades de Quintana Roo detalla que "El Búho", como elemento operativo de las Fuerzas Especiales Zetas (FEZ), ganaba quincenalmente 8 mil pesos por levantar y ejecutar a sus enemigos.

Natarén Flores, tiene 31 años de edad, afecto a las droga y originario de Veracruz, donde también trabajó como sicario de "Los Zetas", su jefe en su lugar de origen era un sujeto apodado "El Chino". Este le proporcionó dos mil 300 pesos para trasladarse a Cancún, llegó a esta ciudad en agosto del 2010. Lo citaron en un domicilio de la zona residencial Pok Ta Pok, donde conoció a una homosexual que le apodaban "La Betina".

Posteriormente se trasladó a una casa de seguridad de la avenida Kabah, cerca de una empresa de resguardo de valores, donde conoció a "La Tota", una mujer obesa, y "El Piña". Todos estaban bajo las órdenes de "El Memín", quien era el comandante. En la declaración "El Búho" señala que se reunían en un punto de la avenida Chaac Mool, en donde González Castillo les entregaba dinero y les proporcionaba carros para levantar y ejecutar a personas.

Narra que su primera ejecución fue la de un narcomenudista apodado "El Vocho" (Mario Ortiz Rojas y/o Ambrosio Santos Reyes), este era "chapulín", es decir, vendía droga para otro grupo. Esta ejecución fue a finales de noviembre: "El Memín", "El Christian", "El Chemo" (ex policía preventivo) y él se subieron a una Windstar, blanca, y se dirigieron a Rancho Viejo.

"El Memín" nos ordenó que vigiláramos fuera de la casa, entonces entró a la casa y solamente escuchamos varios disparos de arma de fuego, después de eso, "El Memín" salió corriendo de la casa y nos dijo que nos fuéramos porque ya había matado a "El Vocho", acotó. Posteriormente participó en la ejecución del 3 de diciembre del 2010. Se encontraba en la casa de seguridad de la colonia Lombardo Toledano, cuando "El Memín" recibió una llamada de una persona a la que le apodan "Román". "Nos dijo que nos preparáramos", ese día estuvo apuntando en una libreta. Después salió de la vivienda "El Memín", "El Chemo" y "El Christian", porque les iban a vender una camioneta Xtrail.

En su declaración señala, que después de una hora regresaron con un "chavillo" como de 16 años (Rafael de Jesús Ramírez Zapata), lo empezaron a interrogar, porque le informaron a "El Memín" que éste había robado algunos carros. El menor les dijo que solamente había robado un carro y en realidad se dedicaba a jugar fútbol y les dijo que sus amigos sí se dedicaban a robar vehículos. "El Chemo" lo amarró de las manos con un mecate y le vendó los ojos, sólo lo tuvieron secuestrado un día entero, después "El Memín" les ordenó que lo subieran a la camioneta, se lo llevaron al cárcamo, tardaron 40 minutos y "El Memín" dijo que ya habían cumplido la misión.

"El Búho" narra también como ejecutaron a Mario Antonio López Miguel y Nivardo Tuz Dzib, cerca de la escuela Cecyte; Juan Carlos Hernández Álvarez, en el periférico Arco Vial; Jorge Antonio Andrade Arévalo, en la Ruta 7; Javier Ramos Reyes y Héctor Hernández León, del Timón de Cancún; Lizet Jocelyn Escobar España, de Paraíso Maya; Marco Antonio Ramírez Villa, en la Región 202, y del decapitado Sergio Esteban Ramírez Valencia.

Al final de su testimonio señala que hay todavía tres grupos que están operando en Cancún y Playa del Carmen, a los que le llaman "Estacas" y que cada uno tiene un comandante, están conformados por tres personas cada grupo. (SIPSE)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...