miércoles, 12 de enero de 2011

¿Qué se disputan los "zetas" en Cancún?


¿Qué es lo que los empresarios vieron en Cancún para ser este el principal destino turístico a nivel nacional? ¿Por qué es a la fecha uno de los puntos en el país claves para hacer negocios? ¿Qué ha ocasionado que este punto turístico sea peleado por la delincuencia organizada?

Ubicado en la región fronteriza, ésta joven ciudad ofrece a inversionistas, comerciantes y negociadores muchas opciones. Cancún goza de una distribución geográfica que combina incentivos fiscales, posición geográficamente privilegiada, infraestructura de comunicaciones e innumerables bellezas naturales.

Estas ventajas competitivas hacen de este polo turístico un imán para grandes negocios y también problemas de seguridad.

A la fecha, el Aeropuerto Internacional de Cancún recibe 12 millones y medio de turistas (Datos; Asur 2010) que ingresaron al país por la terminal aérea más importante en actividad internacional y el segundo aeropuerto del país con mayor número de operaciones después del ubicado en la capital de la República Mexicana.

La situación geográfica de nuestra ciudad es un punto estratégico para la entrada y salida de mercancías hacia el exterior. La estrecha comunicación con Miami (a sólo dos horas vía aérea) las islas del Caribe y la facilidad para la salida o entrada directa de mercancías hacia Europa y Centroamérica por vuelos directos y vía marítima son algunas de las pruebas.

La actividad turística se ha consolidado como el principal motor de la economía de la región, 650 mil 517 personas que conforman la población económicamente activa del estado aportan 132 mil 598 pesos anuales por persona al Producto Interno Bruto del País (1.6% del total) lo que significa 22 mil 151 pesos por encima del promedio, según datos del Instituto Mexicano de Competitividad.

Las actividades económicas que generan tales ingresos han provocado que la delincuencia organizada y el narcotráfico vean también una oportunidad de negocios de manera tan clara como los empresarios más correctos que han sido víctimas de extorsiones y amenazas por medio del cobro de "comisiones" de ventas y la obligación de ofrecer drogas en sus establecimientos.

El turismo extranjero principalmente de origen estadounidense, así como empleados locales han sido vistos como clientes potenciales de los empleados del hampa, que ofrecen drogas de todo tipo para que "pasen mejor la fiesta" a los primeros y a los segundos, una alternativa muy tentadora para obtener buenos ingresos en esta época de crisis. (Grupo SIPSE)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...