domingo, 16 de enero de 2011

Policia Estatal mata a 3 sicarios en Hermosillo


Tres presuntos sicarios muertos es el saldo que dejó un enfrentamiento ocurrido ayer en la colonia Cuauhtémoc entre elementos de la Policía Estatal Investigadora (PEI) y los supuestos delincuentes. José Larrinaga Talamantes, vocero de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), informó que el enfrentamiento ocurrió en las calles Tezozómoc y Templo Quetzalcóatl alrededor de las 12:20 horas.

Detalló que dos unidades de la PEI, abordadas por unos ocho elementos, realizaban un operativo de seguridad en la zona Sur de la ciudad. Los agentes interceptaron una camioneta Ford Explorer negra de modelo reciente y blindada que circulaba de manera sospechosa.

Al solicitar a los abordantes que se detuvieran se hizo caso omiso y al momento llegaron un sedán de color oscuro y un Jetta negro de modelo reciente que pararon la marcha. Los tripulantes descendieron y dispararon contra los agentes.

DECOMISAN ARMAMENTO

Tras cuatro o cinco minutos de tiroteo, sobre la calle quedaron los cuerpos de tres hombres que hasta el cierre de la edición no habían sido identificados, dijo el vocero de la PGJE.

En el lugar de los hechos se decomisaron varias armas, expuso, en el Explorer hallaron dos rifles R-15, una escopeta, una pistola escuadra de .40 milímetros, un rifle corto calibre .223, chalecos antibalas, cartuchos, esposas, chalecos antibalas, guantes y placas de Sonora y del Estado de México.

Detalló que en el Jetta, que cuenta con un compartimiento especial para ocultar armas de fuego, encontraron una pistola escuadra de .9 milímetros, un rifle R-15 y chalecos antibalas.

“Pensamos que eran ‘cuetes’”
Cuando iban hacia su casa, dos jóvenes de la colonia Cuauhtémoc fueron sorprendidos por el estruendo de las balas del enfrentamiento de ayer entre presuntos sicarios y agentes de la PEI.

A mediodía de ayer, relató una joven, iba con su acompañante hacia su hogar por la calle Tizoc. “Pensamos que eran ‘cuetes’ y un señor nos dijo que no nos fuéramos más adelante porque estaban disparando, pero nos reímos y seguimos caminando”, contó.

Varios metros después, al acercarse a la calle Templo Quetzalcóatl, se dieron cuenta de lo que ocurría y se alejaron. Comentaron que cuando se disponían a alejarse vieron un carro con tres hombres que portaban armas largas. (Expresso)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...