domingo, 9 de enero de 2011

"La Familia" y su red de operaciones en EU


California, Nuevo México, Texas, Georgia, Illinois, Atlanta, Carolina del Norte y Carolina del Sur y Florida, figuran entre los principales centros de operación de 'La Familia Michoacana' en Estados Unidos. En estas entidades la organización criminal mexicana mantiene operadores y contactos tanto con connacionales como con sudamericanos o propios estadounidenses para el envío, recepción y distribución de droga, lo mismo que para la captación y lavado de dinero.

Informes contenidos en una investigación de la Procuraduría General de la República (PGR) revelan que en esos estados de EU se ha concentrado la operación del grupo delictivo, lo cual coincide con las acciones efectuadas por autoridades de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés).

El caso más reciente de captura de una célula de ese cártel ocurrió hace menos de 30 días y se detectó que la misma operaba en Georgia e Illinois.

De hecho, La Familia Michoacana tiene su principal centro de operaciones en California y Texas, dos de los estados que coincidentemente captan el mayor flujo de migrantes de Michoacán. Incluso, de forma periódica esta organización criminal efectúa reuniones para definir y delimitar la estrategia para efectuar el trasiego de enervantes y la forma en que se enviará el dinero obtenido por la venta y distribución de droga.

El testigo protegido Emilio detalló ante fiscales de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) que “estas juntas se llevaban a cabo para fijar la logística para el contrabando de drogas hacia Estados Unidos, así como para coordinarse unos con otros, saber quién estaba encargado del lado estadounidense, cobro de cuentas y fijar precios”, según el expediente PGR/SIEDO/UEIDCS/018/2010 al que tuvo acceso EL UNIVERSAL.

En las citadas reuniones que organizaban el extinto Nazario Moreno González, El Chayo, y el actual líder de ese cártel, Jesús Méndez, El Chango Méndez, “se nombraba a los contadores que llevaban la cuenta del dinero recaudado allá en Estados Unidos, en estas juntas igualmente se definía que los principales cargamentos llegarían a Texas y California, y de ahí se hacía la distribución. Cada encargado en diferente estado del vecino país cuenta con su gente y su modo de distribución”, aseguró el testigo.

Carlos, otro de los testigos protegidos de la PGR, declaró que La Familia Michoacana se encargaba principalmente del trasiego de ice y cocaína hacia EU, teniendo como base California y de ahí a su vez la droga era distribuida para su venta.

Relató que la cocaína que venía de Colombia y era propiedad de la organización llegaba al puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, y de ahí era trasladada a la población de Apatzingán, donde se recolectaba toda la droga que sería enviada primero en tráilers a Tijuana, Baja California, y después a California y de ahí a Estados Unidos.

Según el testigo, El Chango Méndez pactó con el jefe del cártel de Tijuana, Fernando Sánchez Arellano, El Ingeniero, con la finalidad de que dejaran a La Familia Michoacana traficar droga por esa ruta. “Por eso recuerdo que se introducían grandes cantidades de droga, por lo regular era un viaje a la semana”, indicó.

Los cómplices

Los citados testigos protegidos revelaron por separado parte del esquema que La Familia Michoacana seguía para trasladar droga a Estados Unidos, así como los principales encargados de la organización criminal en ese país tanto para la recepción, distribución, venta y el lavado de dinero, recursos que posteriormente era enviados a México bajo diversas maneras.

En Georgia, el representante de La Familia Michoacana era un hombre conocido como El Boricua por su origen sudamericano; pero, según las versiones de los testigos, La Familia prefiere que todos los encargados del trasiego sean originarios de Michoacán, tal es el caso de los hermanos Cornejo, quienes operaban en Austin, Texas, y en diversas partes de California. Otro hombre michoacano al que sólo se conoce como El Nacho fungía como representante en Chicago.

En Texas, también se encuentra otro sujeto al que se conoce como El Pachichi o El Tapachichi, quien recibe muchos envíos de ice y cocaína o mariguana. Annel Noriega, La Bonita se encargaba de todo lo referente a los envíos de droga en Los Ángeles.

Otros de quienes se encuentran como encargados de recibir droga y posteriormente distribuirla en Estados Unidos son los hermanos Samuel y Martín Martínez Espinosa, originarios de Pilón Chico, municipio de Tuzantla, Michoacán. A ellos, según el testigo protegido Emilio, en 2007 los presentó directamente con El Chango Méndez y a ellos se les manda mariguana, cristal y cocaína que primero llega a Texas, donde era recibida por Antonio Avilés, La Pelusa, quien aparentemente fue ya asesinado, pero que en su momento se encargaba de enviar la droga hacia Atlanta y ahí se reparte desde el bar Padrinos Nigt Club a diferentes lugares.

Otro de los encargados en Estados Unidos es una persona de nombre Salvador García, quien es originario del Ranchito o Francisco Villa, municipio de Tuzantla, Michoacán, quien recibe la droga en lugares como Gaiville, Nort Crosse y en Doraville. “Esta persona esta encargada de repartir la droga en todas esas áreas por parte de La Familia Michoacana”.

En Athens está de encargado Teódulo Valdez, quien reparte la droga en los territorios de Carolina del Norte y del Sur, y parte de la Florida. Ellos, prosiguió, cuentan con varios lotes de carros y tiendas que es donde lava el dinero para La Familia Michoacana, y ellos le reportan a Annel Noriega Ríos, La Bonita o La Chula.

Otros de los que participan en las operaciones en Estados Unidos son dos hombres a los que se conoce como Osmar y El Güero, quienes se encargan de regresar el dinero hacia el estado de Michoacán.

Respecto a los hermanos Claudio y Chava Cornejo, el primero de ellos es el prestanombres del Salón Centenario localizado en Austin, Texas, y también el encargado de patrocinar con dinero de La Familia Michoacana, a grupos musicales. Por cuanto hace a Chava Cornejo, él operaba en Los Ángeles California, pero fue ejecutado.

Asimismo, otro de los hombres de la organización es Irineo Silva, La Tripa, originario de El Salitre, quien se encuentra encargado de llevar el control de todo el ice, cocaína y mariguana que se introduce por Texas, Nuevo México y por California. Él le reporta igualmente a La Bonita las cantidades de droga que entran hacia Estados Unidos y luego se decide a quién hay que entregarle qué cantidad de cada droga en ese país.

Otro de los contactos en Dallas, Texas, para el trasiego de la droga es un hombre que se hace llamar Omar, La Foca, originario de Parácuaro, Michoacán, quien cuenta con 22 años de edad o 25 años de edad, “y es hasta donde sé —contaron—, el operador de La Familia Michoacana en dicha ciudad y es el enlace con La Tripa”. (El Universal)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...