viernes, 28 de enero de 2011

En busca la Marina de Hector Beltran Leyva en el DF


El triple despliegue operativo de las fuerzas armadas ocurrido esta semana en la Ciudad de México tuvo como objetivo ubicar a Héctor Beltrán Leyva, El H, líder de ese cártel, e integrantes de su estructura delictiva, quienes se encontraban en la capital. Lo anterior fue informado por funcionarios de la Procuraduría General de la República, quienes señalaron que ése fue el motivo de la detención de Juan Ramón Córdoba Peñaloza. Las acciones se llevaron a cabo el pasado lunes en la colonia Del Valle por parte de la Secretaría de Marina.

Dicha persona, quien ya se encuentra arraigada, está presuntamente vinculada con delitos relacionados con la delincuencia organizada y con operaciones con recursos de procedencia ilícita. Señalaron que los marinos llevan a cabo distintas acciones para llegar a la cabeza de la mencionada organización criminal, por quien existe una recompensa de 30 millones de pesos.

Héctor Beltrán Leyva también es requerido por una Corte de Distrito de Estados Unidos para ser juzgado por delitos equiparables a delincuencia organizada y contra la salud, entre otros. Los funcionarios de la PGR dejaron claro que existen indicios de que El H y sus principales colaboradores se ocultaron en el Distrito Federal, debido a los operativos que se llevan a cabo en Morelos, Puebla y Guerrero contra la agrupación delictiva, zonas en las que Héctor Beltrán Leyva se moviliza.

Señalaron que la presencia de los elementos de la Armada de México en calles de las colonias Nápoles y del Valle fue para llegar al mencionado narcotraficante, quien asumió las riendas del cártel tras la muerte de su hermano Arturo Beltrán, El jefe de jefes, ocurrido el 16 de diciembre de 2009 en un enfrentamiento con la Marina en Cuernavaca, Morelos.

Recordaron que hace tres meses la Procuraduría General de la República ubicó y cateo dos domicilios en la colonia Jardines del Pedregal, delegación Álvaro Obregón, que presuntamente servían de casas de seguridad del narco y donde se ocultaba el principal operador financiero del cártel.

El operativo se concentró en el domicilio marcado con el número 130 de la calle Rocas, así como en un inmueble contiguo, sitio en el que se retuvo sólo a dos trabajadoras domésticas que laboraban ahí. En ese inmueble se encontró documentación diversa que, de acuerdo con autoridades federales, resultó relevante, ya que aportó información sobre algunos integrantes de ese cártel, de las operaciones financieras que realizan y de su paso por la capital.

Los funcionarios consultados no aclararon si las acciones del Ejército mexicano y la Policía Federal en las colonias Picos de Iztacalco y Obrera están relacionados con las acciones para dar con el paradero del dirigente delictivo. El cártel de los hermanos Beltrán Leyva redujo sus operaciones desde la muerte de El jefe de jefes, pues entró en confrontación por el liderazgo y control de sus plazas.

Héctor Beltrán y Sergio Enrique Villarreal Barragán, El Grande, jefe de sicarios de la organización, se enfrentaron con Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, y Gerardo Álvarez Vázquez, El Indio. De igual manera, sus enlaces más importantes con el Cártel Norte de Colombia comenzaron a ser detenidos por la Policía Federal, entre ellos Mauricio Fina Restrepo, La Gaviota, y Harold Mauricio Póveda, El Conejo.

Las acciones militares también se realizan en los municipios mexiquenses aledaños al Distrito Federal, específicamente en Toluca, Nezahualcóyotl y Ecatepec, donde son evidentes las acciones del crimen organizado. (Milenio)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...