viernes, 14 de enero de 2011

El Mayo Zambada controla el Aeropuerto de la Ciudad de México: PGR


La Procuraduría General de la República (PGR) determinó, a través de sus investigaciones, que el cártel de Sinaloa mantiene un centro de operaciones en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) para el trasiego de drogas vía aérea, incluso esa organización criminal se adjudica ser el dueño de esa plaza por lo que ha cooptado a personal de diversas líneas, pilotos, sobrecargos, y empleados de empresas operadoras de servicios para llevar a cabo sus acciones.

Las investigaciones de la dependencia federal presumen que el operador de la plaza en el AICM es Ismael El Mayo Zambada uno de los tres líderes del cártel de Sinaloa y quien junto con Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, y Juan José Esparragoza Moreno, El Azul, lideran la organización criminal.

Las investigaciones de la PGR sobre una red de complicidades entre empleados, funcionarios, policías federales, empresarios de líneas aéreas, ligadas presuntamente al cártel de Sinaloa se reactivó, tras la detención de tres empleados de una línea aérea por parte de la Policía Nacional Española del Puesto Fronterizo de Madrid España, el pasado 10 de diciembre quienes descubrieron en un avión comercial 132 paquetes de cocaína.

De acuerdo con funcionarios de la PGR, la participación de los empleados de Aeroméxico Luis Isbaal Áviles García, Eduardo Pérez Anaya y Gerardo Zárate Álvarez, no son las únicos cómplices a los que se investiga, sino a las empresas prestadoras de servicio quienes se encargan de transportar los equipajes y las diversas mercancías a las aeronaves.

Los empleados de la empresa Eulen Seguridad Privada, SA de CV, identificados por la PGR como Arturo Isaac Balcázar Martínez; Fernando David Hernández Mireles; Adrián Rafael Duarte Sánchez o Adrián Duarte Sánchez; Gerardo García Ramírez; Jaime César Valencia Martínez y Arturo Serrano Santamaría, quienes habrían prestado apoyo al encontrarse de turno en el filtro de revisión para empleados y funcionarios conocido como “KP” del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Sin embargo, no es el único caso donde la PGR investiga la relación de empleados del aeropuerto con grupos del crimen organizado dedicados al trasiego de droga.
Las indagación de la participación del cártel de Sinaloa en la terminal área se estableció que tras una serie de ejecuciones de elementos de la Policía Federal Preventiva y empleados de empresas de servicios en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México de 2005 a 2008; además, de las declaraciones realizadas por miembros de esa organización criminal.

De acuerdo con funcionarios de la SIEDO, el vínculo de empleados del AICM con el cártel de Sinaloa se investigó desde 2005 en la averiguación previa AP/970/D/2005, tras la ejecución de Pedro Madrigal Trejo quien se desempeñó como titular de la Unidad Operativa de la Policía Federal Preventiva, quien fue asesinado el cuatro de noviembre de 2005, después de un decomiso de droga.

La SIEDO estableció que el primero de junio de 2005, tras un decomiso de 289 kilogramos de cocaína que se encontraba oculta en cajas de artículos para invernaderos, provocó la ejecución del Madrigal Trejo, quien fue asesinado a tiros al salir de su casa en la colonia Reforma Iztaccíhuatl, por sicarios que viajaban en un automóvil y quienes le dispararon a quemarropa.
En diciembre de 2007 fueron encontradas cerca del aeropuerto de la Ciudad de México tres cabezas de empleados de la empresa Jet Service —compañía dedicada a servicios aduanales— Carlos Alberto Tapia, Gerardo Santos Iglesias y Mauricio Cedillo García.

Las decapitaciones también se produjeron después de que elementos de la Policía Federal decomisaron un cargamento importante de cocaína procedente de Colombia en los primeros días de diciembre de 2007. En la averiguación previa PGR/SIEDO/279/07 se precisó que dos empleados fueron detenidos, unos días más tarde se llevó a cabo la decapitación de las tres personas.

Las investigaciones de la PGR para establecer que el cártel de Sinaloa opera en la terminal aérea se basan también en la averiguación previa número PGR/SIEDO/UEIDCS/350/2008, donde Jesús Zambada Reyes, hijo de Jesús Zambada García, El Rey, miembros del cártel de Sinaloa, dijo tras su detención que su padre usaba el AICM para trasladar la droga de Colombia a México y a otras partes de Estados Unidos y Europa.
En su declaración Jesús Zambada identificó a El Mayo, como la persona a quien su padre rendía cuentas por el traslado de droga desde el Aeropuerto a diversas partes de Centroamérica, Sudamérica, Europa y Estados Unidos.

Después de las revelaciones y las declaraciones, Jesús Zambada Reyes apareció muerto en el inmueble ubicado en la calle Santa Úrsula Xitla número 87, en Tlalpan, el 20 de noviembre de 2009, donde permanecía recluido al haberse adherido al programa de testigos protegidos de la PGR. Su muerte, de acuerdo con la dependencia, fue un suicidio.

Cabe destacar que a partir del decomiso de droga, precursores químicos y dinero, diversos policías federales, y empleados de la terminal aérea han sido ejecutados, desde 2005 a la fecha. (Vanguardia)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...