martes, 18 de enero de 2011

Comando "arrebata" ejecutado a ministeriales


NL.- Con este caso de robo de cuerpos realizado por sicarios, son varios en la entidad en que los integrantes del crimen organizado los llevan. De nueva cuenta un comando armado “arrebató” prácticamente de las manos de las autoridades ministeriales el cadáver de un presunto miembro de la delincuencia organizada que fue ejecutado a golpes, en el municipio de El Carmen, exigiéndoles que se retiraran.

Con este caso de “robo de cuerpos”, realizado por sicarios, son varios en la entidad en que los integrantes del crimen organizado se llevan los cuerpos de sus oponentes o de sus mismos compañeros, sin que las autoridades de la Procuraduría General de Justicia en el Estado, pudieran hacer algo para evitarlo.

De acuerdo a las primeras investigaciones, los empleados de la empresa de Ferrocarril encontraron el cadáver cerca de las 08:00 horas y lo reportaron a las autoridades de la ministerial y policía municipal a las 10:00 horas.  Al kilómetro 14.5 de la carretera Monterrey-Monclova, a la altura del camino a la Academia de Beisbol, acudieron las autoridades de la Agencia Estatal de Investigaciones, policías del citado municipio y elementos del departamento de servicios periciales para iniciar las investigaciones.

Sobre un canal de desague, se encontraba el cuerpo de un hombre de una edad aproximada de 30 a 35 años de edad, el cual, vestía pantalón y camisa de mezclilla, llevaba solo la bota del lado derecho en color café.  Fuentes cercanas a las indagatorias, comentaron que el cuerpo presentaba sangrado en la cara, además de hinchazón, así como golpes contusos en los glúteos, y que tenía por lo menos de cinco a seis horas de haber fallecido, además de tener las manos hacía atrás esposadas.

Los elementos del departamento de servicios periciales realizaron las labores de campo, tratando de encontrar alguna evidencia para poder dar con el paradero de los responsables de estos hechos y de la nueva ejecución en el citado municipio, ubicado al norte de la entidad.  Cuando las autoridades terminaron las labores de recoger evidencias, un grupo armado llegó al lugar de los hechos y de manera violenta, exigieron que les entregaran el cuerpo de su compañero, por lo cual los elementos del servicio médico forense, lo bajaron de nueva cuenta.

A pesar de que se encontraban autoridades de policía, peritos y hasta ministeriales, nada pudieron hacer para evitar que se llevaran el cadáver del miembro de la delincuencia organizada. (Porvenir)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...