martes, 11 de enero de 2011

Cayeron el 50% de los narcos mas buscados


A 10 meses de que la Procuraduría General de la República (PGR) identificó a los 37 líderes criminales más peligrosos de México, 51 por ciento fueron “inhabilitados” o abatidos, aseguró el secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré. Es por ello que las organizaciones criminales se encuentran en crisis, señaló el funcionario, y aseveró que es falso que ante la captura o el abatimiento de un dirigente éste se reproduzca por generación espontánea y con la misma capacidad delictiva.

“La acción del gobierno federal ha consistido en derrumbar enormes árboles torcidos que han hecho mucho daño, que pudieron crecer durante mucho tiempo, cuyos retoños no se permitirá que vuelvan a crecer igual que antes.” Explicó que 17 de estos capos fueron abatidos o capturados por la acción de las fuerzas federales y dos más murieron en enfrentamientos entre las propias organizaciones criminales.

“Esta cifra representa un daño severo e irreparable a las estructuras de operación de todas las organizaciones del crimen organizado. En este registro histórico se ha hecho ya más de la mitad de la tarea. Particularmente el año pasado avanzamos con gran celeridad”, mencionó. Poiré indicó que la violencia ha disminuido en los meses recientes y por ahora se concentra en mayor medida en Chihuahua, Sinaloa y Tamaulipas.

En conferencia de prensa en Los Pinos, el vocero en materia de seguridad nacional subrayó que las dos organizaciones más golpeadas son el cártel del Golfo y Los Zetas. “Cinco de sus ocho liderazgos fueron detenidos y tres abatidos, entre los que destaca el líder máximo del cártel del Golfo, Antonio Cárdenas Guillén, Tony Tormenta”, expresó el funcionario.

En cuanto al cártel de los Beltrán Leyva sobresale la caída de Arturo Beltrán Leyva y las detenciones de Édgar Valdés Villareal, La Barbie; Sergio Villarreal Barragán, El Grande, y Héctor Huerta Ríos, La Burra. Poiré comentó que el cártel de Sinaloa o del Pacífico también fue golpeado con la muerte de Ignacio Nacho Coronel, tercero en importancia de esa organización criminal, además de Vicente Zambada, El Vicentillo, capturado y extraditado a Estados Unidos.

También destaca Teodoro García Simental, El Teo, quien inicialmente fue uno de los principales operadores del cártel de los Arellano Félix (Baja California). También se debilitó al cártel de Juárez, que dirigen los Carrillo Fuentes (fue arrestado Vicente Carrillo Leyva, El Ingeniero) y a La Familia (fue abatido su líder original, Nazario Moreno González, El Chayo, golpe que agudizó su debilitamiento).
El vocero de seguridad nacional reprochó la “inacción” de algunas autoridades estatales, ya que no hicieron su labor a tiempo frente a las organizaciones delictivas.

“El caso de Guerrero es un ejemplo muy importante; desde luego es lamentable lo que ha ocurrido en los alrededores de la ciudad de Acapulco en los últimos días, pero es un ejemplo claro de que la violencia se origina por la lucha entre las organizaciones criminales y por la inacción, también hay que decirlo, de las autoridades locales”, refirió Poiré. Por ello, exhortó a otras autoridades, como las de Tamaulipas, para que fortalezcan sus instituciones de seguridad y justicia y avancen en la depuración de sus cuerpos policiacos. (Milenio)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...