miércoles, 12 de mayo de 2010

UN MUERTO Y UN HERIDO FUE EL SALDO DE UNA BALACERA EN TIJUANA



De nueva cuenta las armas irrumpieron la tranquilidad y ensangrentaron las calles de Tijuana. Esta vez vecinos de la colonia Postal fueron sorprendidos con una balacera, que dejó como saldo un muerto y un herido. El hecho ocurrió ésta madrugada en la calle principal de la colonia, denominada Baja California y Copérnico, frente al domicilio marcado con el número 256.

Después de varias detonaciones, se escucharon rechinidos de llantas y cuando los vecinos se asomaron a ver que había sucedido, el reloj ya marcaba las 3 de la mañana. Fue entonces que se dieron cuenta que había una persona tirada en medio de la calle y un vehículo cuadras más adelante con un hombre dentro en mal estado. De inmediato llamaron a las unidades de emergencia, arribando los paramédicos quienes atendieron al sobreviviente, mismo que fue trasladado al Hospital General.

A esta hora de la mañana, el estado de salud de José Antonio López Martínez, de 20 años, se reporta delicado. En el caso de la segunda víctima, que pudo ser identificada como Edgar Enrique Martínez, de 35, ya no se pudo hacer nada pues fueron tres impactos de bala que hicieron blanco en su pecho, arrebatándole la vida casi de manera inmediata.

Cuando llegaron los elementos de Periciales de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), indicaron que en el lugar donde quedó sin vida Edgar Enrique, se localizaron cinco cartuchos percutidos de calibre 9 milímetros. El sobreviviente, tomó un auto al parecer propiedad del difunto, marca Nissan Máxima color negro, de reciente modelo y sin placas.

Al parecer trataba de escapar de la escena del crimen, quedando a unas tres cuadras de distancia del lugar del atentado armado, sobre el carril de circulación. Cuando los oficiales revisaron la unidad, encontraron en la cajuela unas esposas y una fornitura, de uso de policías o guardias de seguridad, por lo que el vehículo fue arrastrado a patios de grúas, como parte de la investigación.

Habrá que esperar a que el sobreviviente esté en posibilidad de declarar, para conocer que fue lo que sucedió y si pudo identificar a los agresores. Por lo pronto, se encuentra bajo custodia policíaca para garantizar su seguridad
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...