lunes, 10 de mayo de 2010

"NARCOTRAFICANTES PERDIERON EL RESPETO A DIOS": OBISPO DE CD JUAREZ



Ya no se tiene respeto a Dios ni a sus criaturas, ni a sus mandamientos, tampoco al fin por el que fuimos creados, ni respeto a la dignidad de la persona y de la vida humana», dijo el obispo de la Diócesis de Ciudad Juárez, Renato Ascencio León. Lo anterior, ante lo nunca antes sucedido por parte de la delincuencia, al meterse hombres armados, con lujo de violencia, al atrio de la parroquia del Señor de la Misericordia, para levantar al novio y a dos padrinos de una boda que se había llevado a cabo, dando muerte a una cuarta persona.

Todo ello, causó pánico y miedo entre los asistentes a la misa, dijo el Obispo, que es un hecho que nos debe hacer reflexionar a todos y cuestionar, por la falta de respeto a la dignidad y la vida humana, al infiltrarse el grupo de personas armadas hasta los límites de un lugar sagrado, en donde están los fieles en la eucaristía. Cabe destacar que el hecho impactó a la comunidad, debido a que nunca antes un grupo armado había ingresado a un templo, la gente angustiada, manifestó que eso no se había visto antes, aun cuando todos en esta frontera, pensaron o creyeron que ya lo habían visto todo.

Los acontecimientos que se dieron, en la levantada de tres personas y una asesinada, afectó también a los que estaban en oración en el interior del templo. Todo esto muestra que ya no se tiene respeto a Dios ni a sus criaturas, por eso en el Evangelio del domingo 9 de mayo, la palabra de Dios, dice que el que lo ama guarda sus preceptos y será fiel a sus palabras.

Por tal motivo, el obispo don Renato Ascencio León, dijo que como Obispo de la Diócesis de Ciudad Juárez, siente el compromiso y el deber de fidelidad a Jesucristo, para exhortar como decía el apóstol San Pablo, a tiempo y a destiempo, pedir a todos que la presencia misericordiosa de Dios, habite en el corazón de todos, el buen pastor cuida a sus ovejas de las fauces de los lobos, que matan destruyen y hieren.

El Obispo, tiene plena confianza en Dios y con las palabras del Apocalipsis del apóstol San Juan, Dios hará nuevas nuestras cosas, que hará nueva a nuestra Ciudad Juárez. Dios le dará a Juárez una vida nueva y estamos seguros que con nuestra participación y con nuestra oración, volverás a tener la alegría que siempre tuviste y esa paz que fue característica, de lo que esta tu casa, esta tu frontera.

Nuestro Señor es capaz de transformar el llanto en gozo y la tristeza en alegría, tendremos como dice el Apocalipsis, tendremos un cielo nuevo y una nueva tierra.

REGRESEN AL BIEN

A las personas que cometen los asesinatos y provocan la violencia que se registra en esta frontera, el obispo de la Diócesis de Ciudad Juárez, Renato Ascencio León, les envió un mensaje; para que se dejen reconciliar por Dios, vuelvan a El de todo corazón y pídanle que les renueve el alma, que todo por dentro en ustedes sea nuevo, con un espíritu firme.

Son palabras del Salmo 50, que nos recuerda precisamente que en el corazón del hombre, debe haber ante todo paz y también tranquilidad en su vida. Por eso pidió a los que provocan el miedo y el dolor de tanta gente, que dejen de hacer el mal y se acerquen al Dios de la paz, a Jesucristo, Nuestro Señor.

Lo anterior, considerando que en el domingo 09 de mayo, dice el Evangelio, el que me ama, mi padre lo amará, y vendremos a él y haremos en él nuestra morada. El obispo Renato Ascencio León, pidió a Dios que su espíritu haga que el corazón de los que destruyen y asesinan, vuelva a Dios con una conversión sincera y un arrepentimiento verdadero.

A los que sufren por estos actos violentos, el Obispo, les quiere mostrar su apoyo y acompañamiento, con la palabras de Jesús: «No tengan miedo, yo he vencido al mundo. Por tal motivo, manifestó su preocupación por la afectación del tejido social, por las muertes violentas, los robos, los levantotes y en general la falta de caridad, como parte contraria a lo que es el reino de Dios. En el Apocalipsis del apóstol San Juan, Dios hará nuevas nuestras cosas, que hará nueva a nuestra Ciudad Juárez, Dios le dará a Juárez una vida nueva.

El Obispo invitó a los fieles católicos, a estar seguros que con nuestra participación y con nuestra oración, todos volveremos a tener la alegría que siempre se ha tenido en esta frontera, y sobre todo de vivir en paz. Nuestro Señor es capaz de transformar el llanto en gozo y la tristeza en alegría.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


1 comments:

Anónimo dijo...

la verdad no se que pensar de estas peronas me da lastima que pase esto, yo no se que piensan al haber hecho eso de entrar a la iglesiacon harmas y todo por unas personas, ahora ya no las esperan afuera de su casa ni los interceptan, esas son las personas que no tienen un respetoa ante dios, ni por ellos mismos, la pregunta que me hago es porque cargan con figuras religiosas, rosarios, imagenes y hasta la bilia, si al final de cuenta terminan matando, violando y secuestrando, la verdad no se que palabra se diaga para todas estas cosa pero es una pendejada aaaa y todavia se llegan a casar ante el altar y juran ante dios hecer el bien, que verguenza me dan todas esas personas.