viernes, 28 de mayo de 2010

"GREG" SANCHEZ FUE DELATADO POR SU EX ASESOR, QUIEN SERVIA COMO ENLACE CON LOS NARCOTRAFICANTES



Quintana Roo.- El alcalde con licencia de Cancún, Gregorio Sánchez Martínez, inventó el atentado en contra suya el pasado 16 de mayo en el poblado de Río Verde en el Sur del estado, para alejar a las fuerzas que en ese momento intensificaron la vigilancia en su contra por su relación con la delincuencia organizada. En ese instante, elementos del Ejército iban a desarmar a su aparato de seguridad -30 escoltas-, quienes no contaban con los permisos de la Secretaría de la Defensa Nacional, Sedena, para portar armas en otras partes del estado que no fuera el municipio Benito Juárez.

A partir de ese momento, Gregorio Sánchez sabía que la investigación en su contra procedía de manera acelerada. De hecho dentro del proceso penal 122/2010-IV a las declaraciones de cuatro testigos protegidos, se sumaron las de Francisco Velasco Delgado y su asesor en seguridad, Boris del Valle Alonso, quienes evidenciaron la participación del hoy detenido con la delincuencia. Incluso, el caso de Boris del Valle es una de las piezas clave en los señalamientos en contra de Gregorio Sánchez Martínez, ya que era el cubano quien fungía como enlace entre el alcalde con licencia y los grupos delictivos con los cuales se le relaciona. Lo anterior forma parte de la Investigación que la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Contra la Salud de la SIEDO, lleva a cabo sobre Sánchez Martínez y todo su equipo de colaboradores.

Tanto el Ejército como la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, SIEDO, seguían muy de cerca los pasos de Gregorio Sánchez Martínez durante su campaña proselitista a la gubernatura del estado como abanderado de la coalición PRD, PT, Convergencia. Esta situación se debía a que desde enero la Unidad Especializada de Investigación en Delitos Contra la Salud de la SIEDO, tenía conocimiento del dinero que manejaba el alcalde con licencia de Cancún. Dos millones de dólares manejaba Sánchez Martínez de forma injustificada ante las autoridades fiscales del país. Por ese motivo la investigación en su contra se extendió hasta su campaña política. Las autoridades federales querían determinar de qué forma recibía el hoy detenido esos recursos, además de la forma de manejarlos. Hasta ese punto llegó la investigación en contra del presidente municipal con licencia.

Sin embargo, el inicio de la investigación en su contra arrancó la misma madrugada del 3 de febrero del 2008 y se oficializó el 15 de enero del 2010 ya con mayores elementos sobre el personaje político.
Resulta que Gregorio Sánchez comenzó a ser investigado tras el asesinato del general de Brigada Mauro Enrique Tello Quiñones. En aquel año, tanto el Ejército como la SIEDO iniciaron las indagatorias para culpar o deslindar al presidente municipal en funciones en aquellas fechas. Conforme transcurrieron las investigaciones, las señales de la relación entre Gregorio Sánchez y el crimen organizado comenzaron a aparecer de forma muy marcada, sobre todo por las declaraciones tanto de Francisco Velasco Delgado, quien fungía como comisionado de Seguridad Pública, así como de Boris del Valle Alonso, quien era asesor de Grez Sánchez en materia de seguridad.

Alcalde indiciado desde el 3 de mayo

Gregorio Sánchez Martínez mintió en torno a su presunta comparecencia ante la Procuraduría General de la República, PGR, la tarde del 3 de mayo del 2010. Ante los medios de comunicación, la mañana del sábado 8 de mayo el alcalde aseguraba lo siguiente: “Fue a iniciativa de mi persona ir a distintas instituciones a nivel federal; de manera permanente y recurrente me he entrevistado con los secretarios de la Defensa Nacional, Guillermo Galván; de Gobernación, Fernando Gómez Mont; de Seguridad Pública, Genaro García Luna, así como con el procurador general de la República, Eduardo Medina Mora”.
Y agregaba, “me he entrevistado con todas las personas encargadas de la seguridad pública del país y lo seguiré haciendo de forma permanente y ahora que soy candidato con mucho mayor énfasis”.

“Acudí en calidad de alcalde con licencia, candidato a la gubernatura y ciudadano quintanarroense bien nacido para hablar sobre asuntos de la entidad”. Sin embargo, eso no era del todo cierto. Si bien Gregorio Sánchez si acudió ante la PGR, en ningún momento declaró sobre las acusaciones que se le imputaban en ese momento, como delincuencia organizada, lavado de dinero y su presunta responsabilidad sobre la muerte del general Mauro Enrique Tello Quiñones.

En realidad, ese día 3 de mayo del presente, la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, ya lo había calificado como indiciado por delitos contra la salud por el expediente PGR/SIEDO/UEIDCS/063/201. En ese momento, el Ministerio Público Federal le dio a conocer a Gregorio Sánchez las acusaciones en su contra y cómo las declaraciones tanto de Francisco Velasco Delgado como de Boris del Valle Alonso, evidenciaban su participación con la delincuencia, en específico con los grupos de los “Beltrán Leyva” y “Los “Zetas”.

El primero en declarar fue Francisco Velasco Delgado. El ex comisionado de Seguridad Pública indicó en su declaración ante el juez segundo de proceso penales federales, que Sánchez Martínez sí tenía relación con el crimen organizado.

La pieza clave

Asimismo, la acusación de mayor peso fue la de Boris del Valle Alonso. El ex asesor de Seguridad del Ayuntamiento Benito Juárez, declaró que él servía como principal enlace entre los grupos delictivos mencionados y su jefe, Gregorio Sánchez Martínez. Además, del Valle Alonso de origen cubano y nacionalizado mexicano, también destacó en su declaración que en todo momento el alcalde con licencia y hoy detenido, tuvo conocimiento en todo momento de las operaciones que se le permitieron tanto a “Los Zetas” como a los “Beltrán Leyva”.

Esta declaración es determinante en el proceso penal 122/2010-IV por el cual se liberó la orden de aprehensión en contra del Sánchez Martínez, ya que significa un señalamiento directo en su participación con la delincuencia. A este hecho, se le suman las declaraciones de los cuatro testigos protegidos, entre ellos el de clave “Pitufo” donde se establecen detalles entre Gregorio Sánchez Martínez y miembros de las cúpulas delictivas. En una de esas declaraciones, se afirma que el aún candidato a la gubernatura del estado por el PRD, PT, Convergencia, recibió dinero directamente de Javier Díaz Ramón, alias el “Java”, durante el 2008 en el hotel Bonampak.

El “Java” era uno de los principales lugartenientes de “Los Zetas” en el Sureste del país y fue detenido el 22 de diciembre del 2008 por elementos del Ejército en el puerto de Veracruz. De acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), “El Java” era una persona cercana al líder del Cártel del Golfo y “Los Zetas” Heriberto Lazcano Lazcano, alias “El Z-14”, y mantenía contacto con el segundo hombre más importante de esa organización, Miguel Angel Treviño Morales, “El Cuarenta”.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


2 comments:

Anónimo dijo...

hi este comentario es para el ADMINISTRADOR... el puto video del wey que estan entrevistando que tiene cinta gris en la cara no mames... no vale verga... no subas esas pendejadas.. mejor no subas nada wey....ese video yo lo puedo hacer... no mames.... no es real... esta pagina esta buenisima.. no dejes que pierda lo que ha gando con esas pendejadas ok

Anónimo dijo...

Bueno lo bueno es que tienen suficientes pruebas no mas no lo dejen ir, extraditenlo lo mas pronto posible para que queremos pedos. Que page las que deba en EUA.