martes, 25 de mayo de 2010

EL NARCOTRAFICO DETRAS DE LAS AGENDAS DE CANDIDATOS POLITICOS



Chihuahua.- Las inseguridad, violencia, amenazas de muerte y “los poderes fácticos” impuestos por el narcotráfico en Chihuahua, obligaron a varios candidatos de diversos partidos a buscar protección policiaca para realizar sus campañas y en los casos más extremos, renunciaron a contender en este proceso electoral. El caso más dramático fue expuesto por el presidente del PRD en Chihuahua, Miguel Vargas, quien reveló que en 18 municipios del estado y en uno de los distritos serranos, no llevan candidato por la inseguridad, la violencia y en algunos casos las amenazas que recibieron los militantes que en un principio manifestaron su deseo de ser representantes del partido del Sol Azteca para la presidencia municipal y para la diputación del distrito 21.

Otros casos, como en los municipios que integran el Valle de Juárez, varios precandidatos del PRD fueron rechazados porque pusieron como condición hacer su campaña desde El Paso, Texas, “otros precandidatos nos plantearon incluso que aceptaban siempre y cuando hacían la campaña residiendo en El Paso, Texas, lo cual nosotros no aceptamos, pero comprendemos su temor, pero se nos hacía imposible y antiético registrar una candidatura sabiendo que el candidato iba a estar en Estados Unidos”, añade Vargas. Esto o fue aceptado por la dirigencia y optaron por un segundo candidato, pero estos decidieron hacer una campaña “Light” dado que en los municipios de Guadalupe, Praxedis G. Guerrero y Ascensión, el poder fáctico lo representan bandas criminales de narcotraficantes quienes han sembrado el terror a base de homicidios, incendio de viviendas y amenazas de muerte contra los habitantes del Valle de Juárez.

Además, en los municipios enclavados en la sierra de Chihuahua, los narcotraficantes han impuesto la agenda y el discurso de los candidatos a presidentes municipales y diputados, ya que les prohibieron hablar de inseguridad, de narcotráfico o cualquier delito común que es cometido por estas bandas criminales como secuestros extorsiones y robos con violencia, “es la situación tan complicada que algunos precandidatos incluso a la gubernatura, nos platicaron el problema de la inseguridad y la responsabilidad que se tendría cuando se señalara algo inapropiado o que incomode a los poderes fácticos del estado, y ante la imposibilidad de no medir las consecuencias no aceptaron”.

El líder perredista en Chihuahua añadió que por ejemplo en los municipios de Urique, Guadalupe y Calvo y Uruachi, decidieron no postular candidato a la presidencia municipal por la violencia y las en algunos casos, que no quiso identificar, por las amenazas de muerte que recibieron sus representantes. En el resto que no participarán, esto es, en 15, se conjugó esta violencia y también que no tienen estructura partidista. Lo mismo sucedió en el distrito 21, con cabecera en Guachochi, donde no tuvieron a nadie que aceptara contender para diputado local, ya que esta región que comprende al municipio de Guadalupe y Calvo, se encuentra en la zona conocida como “el triángulo dorado” por hacer vértice con los estados de Sinaloa y Durango, y la cual es utilizada por narcotraficantes para sembrar mariguana y amapola por lo recóndito e intrincado del bosque.

Entrevistado en las oficinas del PRD en Chihuahua, Miguel Vargas, acepta: “tuvimos serios problemas para encontrar candidatos, para que los candidatos que son afiliados al Partido de la Revolución Democrática aceptaran la responsabilidad de ser candidatos porque la situación de inseguridad que prevalece en sus regiones no les daba una garantía de hacer proselitismo político”. En 18 municipios el partido del Sol Azteca no postuló candidatos por esta situación”

Y en el caso de otros 4 municipios, Vargas comentó que “sí registramos, si aceptó la gente ser candidatos, pero con una condicionante de no hacer el esfuerzo necesario en la campaña, o en el momento que vea que hay problemas para implementar o hacer campañas, parar las campañas…, si es necesario detener la campaña”. En otros casos, los candidatos a gobernador del PRI y del PAN, César Duarte y Carlos Borruel, desarrollan su campaña con guardias personales que los siguen a todos lados, en ocasiones de manera discreta, pero en ciertas zonas del estado lo hacen sin disimulo. Además, el candidato del PRI para el municipio de Guachochi, César Loera Chaparro, fue el primero en solicitar protección personal mientras hace su campaña.

También los candidatos del PRI al distrito electoral 21 y 17, Liz Aguilera y Pablo Villalobos, pidieron protección. De la misma manera la aspirante del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) por el distrito 14, Bertha Villalobos, pidió al IEE apoyo de elementos para que la vigilen durante su recorrido por los sectores donde realiza proselitismo político.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


2 comments:

Anónimo dijo...

no que no putitos politicos, ya sienten el rigor de la violencia tal cual los ciudadanos la vivimos dia con dia...

lastima que nosotros no podamos pedir escoltas de seguridad y asi nos la rifamos.

Anónimo dijo...

que grueso, porque si alguno de esos "representantes ciudadanos" "sale" electo "democraticamente", que mello porque ahora hasta fuero van a tener. Si asi hacen todo lo que quieren con impunidad, ahora hasta les vamos a pagar con los impuestos y hasta "impunidad legal " con eso del fuero. en verdad que es aterrador el asunto.