martes, 11 de mayo de 2010

11 EJECUTADOS EN DURANGO



El primer evento violento se suscitó a las 22:30 horas en la esquina de las calles Rosa Rosales y Atenguillo, en la colonia Azteca; ahí fueron "tirados" los cuerpos sin vida de dos hombres y encima les dejaron un narcomensaje.

Elementos de todas las corporaciones policiacas se dieron cita en el lugar para iniciar la indagatoria y mientras recogían los cuerpos, muertos por estrangulamiento, se activó de nueva cuenta el "código rojo" ya que estaban informando sobre el hallazgo de otros dos cadáveres en el fraccionamiento Fray Diego de la Cadena, cerca de la colonia Francisco Zarco.

Fue durante la mañana de ayer cuando los ahora occisos fueron identificados; respondían a los nombres de Javier Ramos Murguía, de 62 años, y su hijo Franco Didier Ramos Salas, de 32, ambos con domicilio en Vicente Guerrero.

LE CORTARON LAS MANOS

Los policías después de iniciar con la investigación de los muertos de la Azteca llegaron a la privada Fray Diego de la Cadena, del fraccionamiento del mismo nombre, donde encontraron otros dos cadáveres, uno de ellos con mutilación completa de ambas manos y con un narcomensaje encima de sus cuerpos desnudos.

Ya en la mañana, la Procuraduría informó que los ejecutados respondían a los nombres de Rafael Santos Muro y José de Jesús Sosa García. Del primero se desconoce su domicilio y del segundo se dijo que vivía en el bulevar Dolores del Río de esta ciudad. El médico forense informó que también murieron por estrangulamiento.

CUATRO EN LA SUPERCARRETERA

De la misma manera los elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) informaron que la mañana de ayer, alrededor de las 7:40 horas, localizaron cuatro cadáveres a los que se les apreciaban varias heridas producidas por proyectil disparado por arma de fuego en el tórax y abdomen, aunque de acuerdo con los estudios de cronotanato realizados en el Semefo, se determinó que los cuatro fueron asesinados ocho horas antes del hallazgo.

Al lugar arribaron los policías de los tres órdenes de gobierno y los efectivos de la Décima Zona Militar e informaron que tres de los occisos tenían entre 25 y 30 años de edad, y el otro, por lo menos, 45. Hasta la noche de ayer no se había logrado su identificación; sólo se dijo que vestían ropa casual, uno con botas de trabajo y dos de ellos con tatuajes.

OTROS TRES BALEADOS

Por otra parte, la Procuraduría informó que en El Salto, Pueblo Nuevo, alrededor de la medianoche asesinaron a balazos a Crescencio Héctor Escalante Quiñones, de 55 años, quien se desempeñaba como tesorero del ejido Pueblo Nuevo y a quien despojaron de su camioneta.
Minutos después mataron, también a balazos, a Jaspe Jonathan Hernández Alemán, de 23 años, quien circulaba en un Jetta por la colonia Obregón, de la citada cabecera municipal.

Finalmente, en Nombre de Dios ejecutaron a Fernando Rocha Díaz, de 26 años, quien circulaba en una camioneta en compañía de varios amigos y de pronto desde otra camioneta le dispararon y lo dejaron lesionado por lo que fue trasladado a la capital para recibir atención médica y en los primeros minutos de ayer pereció.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...