martes, 6 de abril de 2010

ENCUENTRAN DECAPITADO A COMERCIANTE "LEVANTADO"



Mazatlan.- Decapitado, amordazado de pies y manos y con visibles huellas de tortura, fue encontrado el cuerpo de un comerciante "levantado" la tarde del lunes, en su negocio de tortas ahogadas, ubicado en el Fraccionamiento Lomas de Mazatlán. El comerciente fue identificado gracias a un reporte policíaco, como Roberto Martínez Frías, quien contaba con 47 años, y al parecer tenía su domicilio en el Fraccionamiento Lomas de Mazatlán.

El hallazgo fue hecho en punto de las 5:30 horas, luego de que agentes policíacos recibieron el reporte anónimo que relataba que por el camino de terracería, que conduce al poblado "El Chilillo", se encontraba tirado el cuerpo de una persona. De inmediato, los uniformados se trasladaron al lugar ubicado a aproximadamente 250 metros de la carretera federal México 15, donde ubicaron los restos sin vida.

El cuerpo del comerciante estaba atado de las manos con un cinturón de seguridad de un vehículo, además, en los pies tenía enredado un cinto elástico, color rojo. Minutos después arribó, a la zona del deceso, el Agente del Ministerio Público Especializado en Homicidios Dolosos, quien indicó que el cuerpo contaba con indicios de que fue torturado.

Peritos de la Procuraduría de Justicia de Sinaloa levantaron como indicio un mandil color naranja con el logotipo de "Tortas ahogadas El Beto". Fuentes policíacas indicaron que la privasión ilegal del empresario Roberto Martínez Frías se dio en punto de las 16:30 horas del lunes, en el negocio de su propiedad denominado "Tortas ahogadas El Beto", ubicado en Avenida Rafael Buelna, del Fraccionamiento Lomas de Mazatlán.

Un testigo ocular indicó que llegú un grupo armado con rifles de alto poder, quienes lo subieron a una camioneta Ford Lobo, color azul. De inmediato, al comercio arribaron varias unidades de las diferentes corporaciones policíacas quienes implementaron un operativo de búsqueda por el Fraccionamiento Gaviotas, ya que uno de los denunciantes indicó que en una vivienda ubicada en la calle Cisne habían metido al comerciante.

Los integrantes de las fuerzas del orden sitiaron el inmueble hasta la llegada de efectivos del Ejercito Mexicano, quienes "reventaron" la supuesta casa de seguridad, donde sólo encontraron uniformes apocrífos, botas tipo militar, cachuchas color negro, y veladoras con estampas religiosas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...