jueves, 8 de abril de 2010

EL PRECANDIDATO A LA GOBERNATURA DE SINALOA JESUS VIZCARRA, LLAMO "ENFERMOS" EN UNA ENTREVISTA A LOS QUE LO ACUSAN DE SER COMPADRE DE "EL MAYO ZAMBADA"



Jesús Vizcarra quiere destacar que, tras su entrevista con el director del Cisen ayer por la mañana, este centro emitió una carta de deslindel reportaje de Proceso. "Nos dieron lo que ya sabemos: que no hay absolutamente nada de esas investigaciones", dice con satisfacción.

¿A qué atribuye que una revista como Proceso publique un reportaje como ese si no hay investigaciones?

A que la llegada de Vizcarra puede llegar a afectar intereses personales muy específicos. Vizcarra no tolera trampas ni transas, Vizcarra son resultados sin pretextos, Vizcarra viene verdaderamente a servirles a los sinaloenses, viene a provocar un gran cambio, una metamorfosis, una transformación estructural de Sinaloa y los sinaloenses. Y hay dolor, hay dolor por los que quieren retener o tener poderes y privilegios.

¿Pero dolor de quién, de Proceso?

-No no, Proceso es un medio. Un medio.

Un medio de comunicación...

-Sí claro, un medio de comunicación y un medio para transmitir ataques infundados sin soporte, y pues obviamente eso es una guerra sucia, son cosas que no tienen ningún soporte más que en la cabeza de quien los genera.

¿A quién se refiere? Se trata de un reportaje firmado por un reportero.

-Pues se puede decir que firma un reportero, pero se genera en la cabeza de alguien enfermo, o de algunas gentes que tienen distorsiones mentales y muchos dolores.

¿Quiénes?

Al que le quede el saco que se lo ponga.

¿Por qué no lo dice? Usted se presenta como una persona muy sincera.

-¡Es al que le quede! No es uno solo, son varios... son varios.

¿No enfrenta usted a sus enemigos?

-Yo creo que a la gente hay que dimensionarla y hay que darles el lugar que les corresponde. Yo no juego con guerra sucia, juego con resultados.

¿Qué es para usted "guerra sucia"?

-No sé, infundios como los que han expresado algunos medios locales y algunos medios nacionales.

Es que usted a veces en sus respuestas a las acusaciones no aclara las cosas. Falta claridad de su parte...

-Es probable pero a veces también hay personas y medios que, escudándose en la libertad de expresión, generan infundios sistemáticamente, entonces te enfada estar aclarando cada cuestión o estar desmintiendo cada cosa, teniendo tanto trabajo que hacer en beneficio de la gente.

-Por ejemplo, ¿qué responde si le pregunto si usted conoce a Ismael "Mayo" Zambada?

-Es lo que te he dicho, ya ha sido claro lo que he dicho a los medios, pude haber conocido gente, pude haber estado en determinados lugares, pero al final del día yo nunca he cometido ningún ilícito. Aquí lo que no se vale es que se te hagan afirmaciones sin tener elementos, como sistemáticamente se ha dado por algunos medios y por algunas personas.

-¿Esa relación que pudo haber tenido con el Mayo Zambada tiene qué ver con el dinero que usted tiene?

-¡Jamás! En mis empresas jamás ha tenido ninguna participación absolutamente nadie mas allá de lo que es público, de mi familia, de mi persona.

¿Su familia incluye a Inés Calderón?

No, no es mi familia. Eso es un infundio de gente que hace historias fantasiosas y fuera de toda lógica.

¿Ismael "Mayo" Zambada es su compadre?

-Estamos hablando siempre de que jamás en mi vida he cometido ilegalidad alguna, eso lo voy siempre a decir, jamás en la historia de mi vida he hecho algo malo.

Ser compadre de alguien no es delito ni malo...

-Es lo que te he dicho, yo jamás en la historia he hecho ninguna anormalidad, ilegalidad, y siempre me he conducido como me voy a conducir toda mi vida.

¿Pero sí es compadre?

-Es lo que te digo, que jamás... Ya lo tuve que decir en su momento, te puedes remitir al documento que seguramente llegó a manos de ustedes y el tema fundamental es: jamás hemos hecho algo ilegal.

¿Y es su compadre?

Si quieres te repito lo mismo.

¿Por qué no mejor dice sí o no?

-No, por eso, ya te dije. Todo lo que tenía que decir alrededor de eso ya fue expresado.

-¿No es hombre de diálogo?

-Soy un hombre de resultados, transparente, totalmente transparente, que he trabajado toda mi vida, y que gente sin escrúpulos manche nombres y personas y familia...

¿Qué son para usted los escrúpulos?

-Ser serio, ser decente, no echar mentiras, yo creo que eso es, no generar elementos, no estar inventando cosas, para mí eso es.

¿Y los valores qué son?

-Los valores y los principios son cosas que ponen en alto a las personas y no andar haciendo cosas ilegales, eso son los valores.

Señor ¿usted está enojado?

-Jamás. Yo estoy trabajando intensamente por Sinaloa, por los sinaloenses y estoy emocionado echándole todas las ganas.

¿Es usted enojón?

-Soy un ser humano con sensibilidad, con mucho amor para la gente buena e indiferencia para la gente mala.

-¿Es agresivo en su lenguaje con sus colaboradores?

Soy disciplinado, soy exigente, y le pido a la gente 4 cosas: que les guste la chamba, que sean gente 100 por ciento honesta y no estén tomando dinero de los demás, que no anden con mentiras y que quieran mucho a la gente, sobre todo la que más lo necesita.

¿Y la gente que no es como usted quiere que sea?

-No trabaja conmigo, puede trabajar en diferentes partes pero no con Jesús Vizcarra. Esos no acuerdan directamente con Vizcarra.

¿Entonces es usted intolerante?

-No. Tengo tolerancia limitada.

¿Qué hay del respeto a los que no piensan como usted?

-No es lo que piensen, lo que no tengo respeto es por la gente que aprovecha sus plumas y sus espacios para decir mentiras.

¿Le molesta la libertad de expresión?

-No. Lo que no tenga elementos estructurales de soporte. Si se expresa una cosa como verdad y es mentira, pues es infundio.

¿Lo ha afectado emocionalmente todo este proceso?

-Jamás. Vizcarra está fuertísimo, emocionado, Vizcarra esta con mucho gusto en transformar Sinaloa. Al contrario, yo creo que a alguna gente le duele que Vizcarra avance.

¿Qué opina de los priistas? ¿Le gustan?

-A mi me gusta toda la gente, no tengo aborrecido a nadie.

¿Siente desprecio hacia los pristas?

-Hacia nadie. Hacia nadie.

¿Qué va a pasar si usted no llega a ser gobernador?

-Ya en su momento veremos, ahorita estamos trabajando para ser candidato. Yo siempre pienso positivo, en construir, en ayudar.

¿Es usted rencoroso?

-No, para nada, absolutamente nada.

¿Vengativo?

-Tampoco. Yo soy el hombre mas bueno que tú puedas… No, jamás.

¿Se define usted como un hombre bueno?

-Total. No me defino. Soy un hombre bueno. Soy una persona buena.

¿No se ve ningún defecto?

-¡Tengo un chorro! Soy muy impaciente, por ejemplo, desesperado...

¿Eso es un defecto?

-Para muchos sí. Para mi ser impaciente y desesperado es la velocidad que ocupa Sinaloa, por ejemplo, para estar en otro nivel.

Tercera persona del singular: la gramática según Vizcarra

¿Por qué suele hablar de sí mismo en tercera persona?

-A lo mejor porque no tengo tanta preparación como otra gente.

¿Es como un desdoblamiento de personalidad?

-No, Vizcarra es sólido, Vizcarra es congruente, Vizcarra es invariable, Vizcarra es…

¿Pero quién es Vizcarra?

-Soy yo. Yo soy.

¿Por qué entonces se refiere a Vizcarra como si hablara de un tercero?

-Para mi soy yo mismo, yo no tengo ni dos miradas ni dos cachuchas ni dos definiciones. Una definición, una cachucha y una sola meta: ayudar a los demás.

¿Será que existe un Vizcarra persona y un Vizcarra personaje?

-No, es el mismo. Soy el mismo Vizcarra de toda la vida.

¿O tiene rasgos de personalidad múltiple? Porque al parecer hay varios Vizcarra...

-Todo lo que le ayude a la gente, eso es Vizcarra.

La sonrisa como un escudo

Crónica

El Jesús Vizcarra que llega, con cierta impuntualidad a la cita para esta entrevista en un privado del hotel Lucerna, es uno que no conocíamos, lejano del hombre hiperactivo, con ánimo desbordante que acostumbra caminar mientras habla a la vez con un teléfono celular en cada oreja y todavía se da tiempo para ir saludando a quien se topa. Pálido, demacrado, de andar pausado, además está ronco. A la observación acerca de su aspecto cansado, lo niega con disimulada molestia.

 Parece programado para decir sólo ciertas cosas, trátese de la pregunta que se trate: que es un hombre de resultados, que no ha hecho nada malo, etc... Repite hasta la saciedad la palabra "infundio", evidentemente dolido por la crítica. El coraje lo invade en varios momentos de la entrevista, pero siempre, como accionado por un botón, sonríe. Un mecanismo de autocontrol, suponemos. Fernando Brito es más preciso:"La sonrisa es su escudo".

Una sonrisa, por cierto, que en el reportero ejerce cierta sensación de certidumbre en un diálogo, de suyo, difícil. Cabe mencionar que, al final, el Jesús Vizcarra que se va tras la entrevista, animoso y ya instalado en la carcajada, se parece más al que conocíamos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...