miércoles, 14 de abril de 2010

CULPAN A LA GUERRA QUE SOSTIENEN LOS BELTRAN LEYVA Y "LA BARBIE" CON LA APARICION DE 6 EJECUTADOS EN MORELOS



Morelos.- Seis personas fueron ejecutadas y sus cuerpos abandonados bajo un puente peatonal, sobre la autopista del Sol con dirección al puerto de Acapulco. Los cadáveres mostraban huellas de tortura y la mayoría vestía ropa deportiva; además, tres de las seis personas eran menores de edad.

Los cuerpos de los jóvenes estaban amarrados de pies y manos, uno de los muertos tenía una bolsa de plástico en la cabeza. Dos de los menores de edad, con 15 y 16 años, eran peones de albañil; el otro tenía 17 años y se desconoce la actividad que realizaba.

Las otras víctimas respondían a los nombres de Arturo Leonel Corona García, de 20 años de edad, ocupación vendedor de ropa; Emanuel Uribe Candia, de 18 años, de ocupación albañil; y Mario Reza Sotelo, de 21 años, ayudante de electricista. Todos ellos son vecinos del municipio de Emiliano Zapata.

Por segundo día consecutivo, los cárteles de la droga que se disputan el control de Morelos (los hermanos Beltrán Leyva contra Édgar Valdez Villarreal, alias La Barbie) dejaron evidencia de la guerra que sostienen por el dominio de la plaza, la cual ha dejado por lo menos 35 personas ejecutada en tres semanas de violencia que han azotado a Cuernavaca.

El reporte sobre el hallazgo de los cadáveres se registró aproximadamente a las 6 horas con 45 minutos, en el cual los vecinos de la zona reportaron que bajo el puente peatonal había 6 personas ejecutadas, sobre la autopista del Sol, a la altura del kilómetro 94+500.

Entre los cuerpos fue dejado un mensaje, que por la lluvia que cayó en la mañana es ilegible. Sin embargo, el encabezado va dirigido a Édgar Valdez Villarreal, a quien el cártel del Pacífico Sur volvió a lanzar una amenaza, con la ejecución de seis jóvenes.

En la escena del crimen no se encontraron casquillos percutidos, ni se logró observar heridas de bala en los cadáveres, por lo que de manera inicial se creé que los jóvenes murieron por asfixia. Posteriormente, en la calle Alfonso Junco de la colonia El Polvorín, fue encontrado un auto Jetta color gris con varios impactos de bala. El vehículo no mostraba placas ni engomados y al interior no había personas.

Al respecto, el senador Graco Ramírez Garrido Abreu, acusó al presidente municipal de Cuernavaca, Manuel Martínez Garrigos, de esconderse ante la violencia del crimen organizado que ha azotado a la capital morelense desde hace dos semanas y cuya reacción de la policía municipal ha sido replegarse.

“El presidente municipal de Cuernavaca tiene como consigna la política del avestruz, no sale”, dijo el legislador perredista. Sobre la propuesta de firmar un acuerdo para la seguridad en la zona metropolitana de la entidad, el alcalde adelantó la instalación de los botones de emergencia, que en total serán 320 en la ciudad, uno por cada colonia. Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


1 comments:

Anónimo dijo...

LEGALIZEN LAS DRAOGAS---- ES TODO LO QUE TIENEN QUE HACER!!!!!!