jueves, 8 de abril de 2010

AUTORIDADES AMERICANAS VEN COMO UNA NECESIDAD MILITARIZAR LA FRONTERA



La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, y el gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, calificaron hoy de necesaria la presencia de la Guardia Nacional para proteger la seguridad en la frontera con México. Brewer y Richardson recorrieron en un helicóptero la franja limítrofe para observar la amplitud del desierto y los corredores que son utilizados por frecuencia por los traficantes de personas y de drogas.

La semana pasada, Richardson ordenó el envió de soldados adicionales de la Guardia Nacional para vigilar la frontera con México tras la muerte de Robert Krentz, un popular ranchero en el condado Cochise en Arizona.

Krentz fue tiroteado dentro de sus terrenos cerca de la frontera y aunque hasta la fecha las autoridades no han podido determinar la identidad y la nacionalidad del responsable, sospechan que se trató de un traficante de indocumentados. Este mismo hecho fue la causa de que la gobernadora de Arizona pidiera al Gobierno Federal el envío de 250 soldados adicionales de la Guardia Nacional a la frontera entre Arizona y Sonora (México) .

"Quiero que la gente del sur de Nuevo México sepa que estamos tomando todos los pasos necesarios para mantener nuestra frontera segura", dijo Richardson en una conferencia de prensa al finalizar el recorrido.
Agregó que durante la primera fase de la Guardia Nacional en la frontera de Nuevo México, que comenzó el pasado 1 de abril y finalizó el domingo, se enviaron soldados durante la noche para obtener información sobre el número de personas que tratan de cruzar de manera ilegal, las rutas que utilizan y la actividad en general.

Durante este periodo, los soldados asistieron a la Patrulla Fronteriza con el decomiso de 900 libras de mariguana. Richardson explicó que hoy comenzó la segunda fase de la Guardia Nacional en la frontera entre Nuevo México y México, que consiste en patrullas visibles de los soldados y el apoyo a los ya existentes.

"Pudimos ver la basura que dejan los indocumentados a su paso, los corredores que son utilizados y pudimos presenciar cómo un grupo era arrestado por agentes de la Patrulla Fronteriza", dijo Brewer durante la misma conferencia de prensa en el aeropuerto de la ciudad de Douglas en la frontera de Arizona.

"Este es el tipo de actividad que pasa las 24 horas en nuestra frontera", añaadió.
Brewer hizo nuevamente responsable al gobierno federal por su falta de respuesta para frenar el cruce de inmigrantes indocumentados y de drogas a través de la frontera con México.

De acuerdo a estadísticas de la Patrulla Fronteriza, en Arizona se arresta anualmente el 42 por ciento del total de inmigrantes indocumentados detenidos en toda la frontera entre los Estados Unidos y México.

El desierto de Arizona es también considerado uno de los principales corredores de droga, donde al término del año fiscal 2009, la Patrulla Fronteriza Sector Tucson reportó el decomiso de mas de un millón de libras de mariguana, un nuevo récord para esta agencia federal.

Aunque Brewer tienen la autoridad para ordenar el envío de soldados de la Guardia Nacional a la frontera, considera que su estado no tiene la responsabilidad de pagar por ello, ya que asegura es la responsabilidad del Gobierno Federal la protección de la frontera.

Actualmente, 70 soldados de la Guardia Nacional se encuentran patrullando la frontera de Nuevo México y 150 más la frontera de Arizona.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...